Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Tenis

Una era con modificaciones y varios condimentos atractivos

Deportiva

Un nuevo ranking condicionará el circuito masculino; habrá una lucha pareja entre las mujeres.

Con la entrada en vigencia de un nuevo sistema de clasificación denominado Carrera de Campeones, de formato similar a la Fórmula 1, el ATP Tour ingresa en el 2000 con el objetivo de evitar las controversias que el ranking anterior generó durante la última temporada.

Es el comienzo de una nueva era, en la que los 50 mejores jugadores del ranking estarán obligados a participar de los torneos de mayor relevancia, esto es, los cuatro Grand Slams (Australia, Roland Garros, Wimbledon y el US Open) y los de la serie Master (ex Súper 9). Habrá, además, un torneo extra en el calendario tenístico: los Juegos Olímpicos de Sydney, que por primera vez en la historia otorgarán puntaje, tanto en el circuito masculino como en el de mujeres.

Pero más allá de estos cambios, de indudable carácter marketinero, en lo estrictamente deportivo se podrá disfrutar del duelo por el liderazgo entre los norteamericanos Andre Agassi y Pete Sampras, sin duda los dos mejores de los últimos tiempos. En 1999, Agassi terminó con seis años consecutivos de reinado de Sampras, que esta temporada buscará ampliar el enorme espacio que ya ocupa en la historia de este deporte.

Para los argentinos, será el tiempo de la consolidación. Mariano Zabaleta, el argentino más destacado del momento, es el que despierta las mayores expectativas. Sus objetivos: mejorar los resultados en los torneos grandes, en la Copa Davis, e intentar el salto hacia el top ten. Un poco más atrás, con el afán de progresar y encontrar un lugar entre los puestos de vanguardia, estarán Squillari, Gaudio, Cañas y Gumy. Será también una temporada especial para Guillermo Coria y David Nalbandian, que tras lograr excelentes resultados en el circuito juvenil darán sus primeros pasos como profesionales.

En la Copa Davis, ahora con Franco Davin como capitán, habrá que esperar hasta abril para visitar a Chile o Canadá. Cualquiera de ellos ofrece un choque de pronóstico reservado. Se trata de salir victoriosos para ir en busca del pasaje hacia ese Primer Mundo que es el Grupo Mundial, y del que nuestro país está ausente desde 1992.

Un frente más para observar la temporada lo ocupan los representantes sudamericanos. Con tres de ellos en el último top ten (el brasileño Kuerten, el ecuatoriano Lapentti y el chileno Ríos), la posibilidad de que un jugador de esta región del mundo sea protagonista de la lucha por los primeros puestos ofrece una atracción singular.

Entre las mujeres, la nueva generación, dueña de los primeros planos tras el retiro de Steffi Graf, genera una incógnita de difícil resolución en lo que respecta a la primacía. Hingis, Davenport y las hermanas Venus y Serena Williams prometen una imperdible lucha palmo a palmo por el N° 1 del mundo. Para las chicas de nuestro país (Gorrochategui, Suárez y Díaz Oliva), se tratará de una temporada exigente, en la que tratarán de avanzar tanto en la Fed Cup como en el WTA Tour.

El tenis ingresa en el 2000 en un contexto de cambios reglamentarios y numerosos proyectos, para acrecentar el interés del público. El tiempo dirá si estos pasos se dieron en la dirección correcta. .

Por José Luis Domínguez De nuestra Redacción
REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsThomas GriesaLa reforma del Código CivilCongreso 2014