Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

BAAM

Otoño-invierno 08 Día. Cóctel. Noche. Todos los estilos en Buenos Aires Alta Moda

Jueves 03 de abril de 2008
0

Otra edición de Buenos Aires Alta Moda, con propuestas otoño-invierno 08, que por estos días tiene lugar en el Sheraton, en su 28a. edición, organizada por Héctor Vidal Rivas.

MARIA PRYOR. Terciopelo, chiffon, encaje, tul... Algunas de las buenas texturas del invierno de esta diseñadora encargada de abrir el ciclo de desfiles. Lo hizo con un tapado 7/8 de corte impecable, con tablas posteriores, para llevar con vestidos cortos de igual buena factura. En modelos para la noche, todos. Desde diseños con drapeados y frunces estratégicos hasta clásicos de corset y falda, y soleros más netos de espalda cavada. El denominador común, líneas femeninas donde la cintura es el eje de la silueta, en colorado, dorado, violeta, negro, gris y blanco. Buena puesta y gran colección.

LAURENCIO ADOT. Ecléctico, el diseñador presentó vestidos para las mil y una noches: desde la más sencilla hasta la más exigente. Y no escatimó en recursos. Sus modelos hipersexy hasta los tobillos llevan desde broches brillosos en escote hasta frunces, volados y flecos, al mejor estilo charleston en negro pleno o colores shocking. ¿Estampas? También full color. Y un cierre mediático, con la pasada exclusiva de Carolina Balbini enfundada en un modelo tiza.

SATHYA. A sala llena sorprendió con muchos ítems de tendencia: pantalones de cintura alta con lazo, remeras con mangas murciélago, cardigans en maxipunto, vestidos estilo Jackie y trench de cuero charolado. Entre lo más novedoso, vestidos años 50 en mix de cuadros y trench en patchword de telas rústicas. Una propuesta versátil seguida de cerca por muchas actrices: Julieta Díaz, Millie Stegman, Carina Zampini, Patricia Etchegoyen y Silvia Pérez, bien ubicadas en primera fila.

FABIAN ZITTA. Original búsqueda de siluetas armadas con un minucioso trabajo de texturas con plisados, tableados que se recortan y superponen cual quillas, medialunas o círculos, algunos aplicados. Composiciones en gasas, sedas y organza en colores de tendencia: púrpura, colorado, negro, fucsia, en mix de engamados y contrastantes. Una reinterpretación de la figura de los años 40 y 50, con vestidos, cortos, por arriba de la rodilla y ruedo irregular, para mujeres muy personales o Fabulosas , colección con la que estrenó pasarela en Alta Moda. Completó con tocados, plumas incluidas, diseñados por él y armados por Laura Noetinger, especialista en el arte de la sombrerería, en una puesta diferente, con un logrado remixe de valses y música electrónica, y cierre teatral sobre tarimas cilíndricas.

FABIAN KRONENBERG. Suntuoso y con la geometría siempre en la mira, vista en recortes triangulares, otros en forma de pétalos; franjas, algunas en casacada; capas en polleras, y tableados y entrelazados de tiras al bies en corsets. Trabaja sobre lanas enruladas, como astrakán, cashmere y alpacas en maxifaldas, una de sus piezas importantes, que acompaña con blusas cache-couer con lazo y mangas con el volumen de tendencia. Prefiere las combinaciones del blanco con el negro, y de tonos de miel, oro, púrpura y de colorado, fucsia incluido. Un estilo para un cóctel y fiesta de gusto especial.

LETICIA CAROSELLA. Con algo de línea A en chaquetas y tapados cortos con mangas tres cuartos y englobadas, bien de esta temporada, su propuesta también de día reedita ítems de otros inviernos, como el pied de poule o el color chocolate como tono dominante, que se agrega al blanco, negro y su combinación en lisos y estampas escocesas, y algo de animal print en accesorios; todo lookeado con maxibolsos y botas de caña alta.

LAS PEPAS. A puro rock and roll pasó la colección de Las Pepas. Un cover de la banda americana The Strokes, de la mano del grupo Montecarlo, abrió el telón a una propuesta inspirada en la ruptura de los esquemas y la búsqueda del hedonismo. Por eso vestidos de lana para el día y de géneros encendidos para la noche, algunos sobre camisas blancas con lazo o jabot, abrigos sueltos y sin cortes estructurados, polleras tubo y print escocés en sacos con aire colegial. Se destacan las prendas en cuero desteñido y croco. Todo, en tiro alto marcando la cintura y acompañado por gorros-bufanda, medias hasta la rodilla, zapatos abotinados y botas bucanero. Puro glam rock.

OLGA NAUM. Para salidas informales, la oficina y el cóctel, la diseñadora propone un invierno de tonos fríos, aunque con azules luminosos. Los jeans grises se combinan con todo: suéteres trenzados, de mangas cortas y amplias; versiones multirrayas y varias camperas vinílicas. En su sastrería, presentada con chatas, como el último desfile de Chanel, tuvo como prenda comodín al pantalón cigarette, para llevar con camisas de satén de cuellos ornamentales, sacos cortos, entallados, trapecio o capas british. Para las faldas propone una nueva versión del balloon, con elástico por debajo de la rodilla, de volumen bajo control. Un básico actual, visto en varios colores, un vestido de modal bien canchero, con pliegues que se arman y caen desde los breteles. Un buen mix de prendas clásicas y modernas, para mujeres que no pierden el equilibrio.

DORINA VIDONI. Ropa con identidad, de estilo marcado, básicamente cómoda, para mujeres sin edad. Vidoni vuelve a crear una colección autoral, más conceptual que de tendencia. Las babuchas de modal son su caballito de batalla: las propone en un modal pesado, que gana movimiento y en todos los cortes, desde la más arábe hasta la más criolla, con fajas en contratono, que suben hasta la cintura más alta. También, en la misma línea, faldas envolventes o con volados de tres capas. Todo acompañado por botas de cuero con efecto arrugado. Combina desde colores vivos, como mostaza con turquesa, hasta grises y blancos. Los tapados de polar completan una colección original, llena de volúmenes, adherencias y mucho vuelo.

SOLO IVANKA. Primero, un minirresumen en pantalla gigante y luego, en vivo, así se presentó esta colección a beneficio de ALPI. En una pasarela en la que las modelos debían hacer equilibrio para no resbalarse, un invierno con un mix de texturas. Para el día, tapados en pura lana, tweed y terciopelo, con cuello alto o redondeados, pantalones anchos de tiro alto y faldas evasée o rectas que se combinan con blusas de seda natural o satén. Suma recortes, pespuntes, tablas y la cintura se marca con fajas de cuero o charol. Lo más llamativo, el abrigo-capa que remite al new look. Luego la noche en vestidos etéreos y espalda descubierta en color negro, dorado y violeta. Algunos, con detalle de encajes, bordados en piedra y plumitas que capturaron la atención de Karina Rabolini, en primera fila.

Coberturas

Paula Cipriani: María Pryor, Laurencio Adot y Sathya Delia Alicia Piña: Fabián Zitta, Fabián Kronenberg y Leticia Carosella Gabriela Cicero: Olga Naum y Dorina Vidoni Georgina Lacube: Las Pepas y Solo Ivanka.

Fotos: Soledad Aznárez, Ana Encabo y gentileza Grupo MASS

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas