Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Derechos humanos: fallo contra una decisión parlamentaria

Según la Corte, Patti debería haber asumido en Diputados

Política

La Corte Suprema resolvió que el Congreso no tenía atribuciones para impedir que el ex comisario y ex intendente Luis Patti asumiera la banca de diputado para la que fue elegido en los comicios de 2005.

En mayo de 2006, el Congreso nacional consideró que Patti carecía de idoneidad moral para desempeñarse en la banca.

Por entonces, Patti estaba en libertad. Pero desde fines del año pasado está procesado y detenido por orden del juez federal Alberto Suárez Araujo, que le imputa graves violaciones de los derechos humanos.

En la sentencia, la Corte no ordenó la libertad de Patti, pero su abogado, el constitucionalista Gregorio Badeni, dijo que hoy mismo pedirá a la Justicia su liberación.

En favor de Patti se pronunciaron Ricardo Lorenzetti, presidente del alto tribunal; Carlos Fayt, Carmen Argibay y Raúl Zaffaroni. En disidencia lo hicieron Elena Highton, Juan Carlos Maqueda y Enrique Petracchi. Patti había sido elegido diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en los comicios de octubre de 2005, pero la Cámara de Diputados, el 23 de mayo de 2006, rechazó su incorporación.

La jueza federal electoral María Servini de Cubría rechazó el reclamo de Patti, pero la Cámara Nacional Electoral, integrada por Rodolfo Munne, Alberto Dalla Vía y Santiago Corcuera, acogió favorablemente el planteo. La Cámara baja, disconforme, interpuso un recurso extraordinario. Ayer, la Corte confirmó el fallo de la Cámara Electoral.

Hoy mismo la defensa de Patti le pedirá a la Corte que informe al juez Suárez Araujo sobre su fallo para que "inmediatamente lo ponga en libertad", según explicó a LA NACION Badeni, abogado de Patti en el reclamo por su banca en Diputados.

La defensa del ex comisario interpreta que la resolución reconoce sus fueros como legislador electo y, por lo tanto, debe ser excarcelado.

"La Constitución nacional reconoce los fueros desde que el candidato es elegido por el pueblo", sostuvo Badeni.

La situación de Patti no es sencilla. La Corte lo considera habilitado para el cargo de diputado. Pero el ex intendente está procesado y detenido en una causa que lleva adelante el juez federal de San Martín, Alberto Suárez Araujo, por varios casos de secuestros y torturas durante el último gobierno militar, y la Corte no ordenó su excarcelación.

Por eso, si pretende asumir su banca, Patti tendrá que iniciar una nueva batalla legal en la que deberá alegar que tiene inmunidad de arresto y, por lo tanto, pedir su excarcelación.

Para Badeni, la causa que investiga Suárez Araujo quedará paralizada por este fallo, aunque admitió que cuando el ex comisario asuma su banca "los diputados podrían desaforarlo con dos tercios de los votos, y en ese caso reanudarse el recurso penal". El procesamiento de Patti es posterior al momento de su elección como diputado.

Sobre la causa penal abierta contra Patti (donde lo defiende el abogado Silvio Duarte), Badeni opinó que "no hay ninguna prueba que lo vincule con las muertes que se le atribuyen".

Cuando Patti oficializó su candidatura para los comicios de 2005, la justicia federal no lo impugnó y le permitió participar.

Patti ganó un escaño, pero nunca pudo asumir porque la Cámara baja se lo impidió.

Por entonces, Patti estaba en libertad, ya que tan sólo fue detenido en noviembre pasado, por la desaparición y el asesinato de Gastón Goncalvez, Carlos Souto y el diputado Diego Muniz Barreto, ocurridos durante la última dictadura militar.

Patti, en los años 70, se desempeñaba como oficial subinspector de la policía bonaerense y prestaba servicios en la comisaría de Escobar (el distrito del que años después sería intendente).

Como el caso Bussi

El problema, ahora, se presenta porque la legislación internacional dice que una persona puede ser candidata en elecciones mientras no esté condenada. Y Patti, incluso pese a permanecer en prisión, está procesado, pero no está condenado.

La sentencia, firmada en el acuerdo de ayer, remite a lo resuelto el año último por la Corte en el caso de Domingo Bussi.

En lugar de explayarse sobre el caso, el tribunal reprodujo lo que dijo en otro caso similar, planteado por el ex gobernador de Tucumán que fue elegido diputado en 1999 y que, pese a ganar una banca, nunca llegó a asumir el cargo.

Para el momento en que la Corte resolvió el caso y le dio la razón a Bussi -mediados de 2007-, ya había vencido el período para el que había sido elegido diputado, por lo cual Bussi obtuvo un fallo inaplicable. Ahora, Patti podría correr la misma suerte.

El 13 de julio del año último, al dictar sentencia en el caso Bussi, el tribunal sostuvo que "hay que respetar la voluntad popular expresada en elecciones, que el Congreso no puede modificar, porque esa idea confusa en manos de una mayoría política legislativa podría dar lugar a que una persona sea rechazada por anarquista, por socialista o por otros motivos religiosos o de género".

En ese caso, hubo tres disidencias. Maqueda entendió que lo resuelto por Diputados no podía ser revisado por la Justicia, mientras que Highton de Nolasco y Petracchi dijeron que la Justicia sí puede juzgar esa decisión política, pero consideraron que la Cámara baja obró correctamente cuando excluyó a Bussi por inhabilidad moral.

Cuando la Corte debió ocuparse del caso Patti, lo primero que hizo fue remitirlo a la Procuración General. El titular de este organismo, Esteban Righi, se había pronunciado en contra de Bussi.

Pero como la Corte dictó un fallo en favor del ex gobernador de Tucumán, en el dictamen del caso Patti la Procuración General cambió de criterio y se sometió a esa sentencia. .

TEMAS DE HOYAvance sobre la JusticiaEl caso CicconeMariano BeneditElecciones 2015La relación EE.UU. - Cuba