Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Mercados

Chávez, el autor de la baja

Economía

La reestatización de Sidor afectó a Siderar, su controlante menor

La jornada de negocios en la Bolsa de Comercio porteña tuvo ayer un saldo negativo (el índice Merval perdió 0,4%) por la ola de ventas que afectó el valor de Siderar e hizo que el precio de esa acción retrocediera 3,08% en el día.

La baja se precipitó luego de que el gobierno de Venezuela anunciara la próxima renacionalización de Siderúrgica del Orinoco (Sidor).

Sidor, que fue privatizada en 1998, es una empresa controlada en un 60% por Amazonia, una sociedad participada por Ternium (86%) y Siderar (14%), del grupo Techint. El resto de sus acciones está en manos de sus empleados y ex empleados (20%) y del gobierno venezolano (20%).

El encargado de hacer pública esa determinación fue el vicepresidente de Venezuela, Ramón Carrizález, quien comunicó a la prensa que el gobierno había acordado en horas de la madrugada la "toma del control de la mayor empresa de ese país ante su "intransigencia a negociar con los trabajadores, con quienes mantiene un conflicto salarial de larga data.

Sin embargo, los desencuentros entre el gobierno de Venezuela y el grupo Techint vienen de antes e incluyeron una larga disputa sobre los precios de salida de fábrica del acero, por lo que no se descarta que el conflicto con los trabajadores haya sido la excusa que permitió a la administración de Chávez concretar un objetivo por el que venía bregando.

La noticia llevó a la Bolsa porteña a solicitarles precisiones a las autoridades de Siderar. Pero la compañía se limitó a remitir la nota que Ternium había hecho llegar a la Bolsa de Luxemburgo, que es donde ese papel cotiza.

La comunicación apenas aclaraba que los representantes de Ternium en Sidor habían sido informados de la intención del gobierno venezolano de nacionalizar su subsidiaria. Sin embargo, seguidamente aclaraba que la empresa no había recibido aún "ninguna notificación formal al respecto".

Por lo pronto, la novedad ayudó a definir la tendencia bajista de la Bolsa porteña en una rueda de negocios que, hasta ese momento, se mostraba bastante equilibrada, pese a que el panorama externo no ayudaba.

De hecho, la rueda de operaciones de ayer cerró con 29 alzas y 31 bajas, y quedaron sin cambios 16 papeles, es decir, con similar cantidad de acciones moviéndose en una y otra dirección.

En materia de precios, lo más destacado fue la mejora del 2,96% con que cerró la acción del Banco Patagonia, escoltado por el aumento del 2,08% que registró Transportadora Gas del Sur. Se trata de dos de los papeles que venían más rezagados en lo que va del año, ya que acumulaban pérdidas de hasta 30% (como en el caso del Patagonia).

Del lado de las pérdidas, a la mencionada de Siderar se sumaron las de Telecom (cayó 3,31%), Transener (perdió 2,88%) y Molinos Río, que sufrió una depreciación de 2,22 por ciento. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYColoquio de IDEAReforma del Código Procesal PenalEl brote de ébolaEstado Islámico