Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Nueva amenaza de Evo Morales

Luego de cerrar las exportaciones, podría nacionalizar las fábricas de aceite

Jueves 17 de abril de 2008
0

LA PAZ.- A la grave crisis política que atraviesa Bolivia desde hace varios meses, se sumó un conflicto del gobierno con el sector oleaginoso, que se agrava día a día y que alcanzó un pico máximo de tensión luego de que el presidente Evo Morales amenazó con nacionalizar las fábricas de aceite.

El gobierno anunció que también estudia la posibilidad de cancelar el subsidio al diésel que favorece fundamentalmente al sector agropecuario de la región oriental, que es actualmente la columna vertebral de la oposición.

"Ojalá atiendan al pueblo boliviano. Y si no atienden, estamos decididos a nacionalizar [esas] fábricas de aceite", afirmó anteanoche el mandatario en un poblado de Cochabamba, donde inauguró una escuela pública rural.

"No es posible que esas fábricas estén castigando al pueblo. El Estado subvenciona la producción de soja [utilizada para el aceite], y con esa subvención castigan al pueblo", dijo.

En el marco de una aguda escasez de aceite en el mercado boliviano, Morales decretó hace dos semanas la suspensión temporal de su exportación hasta que el precio por litro bajara la barrera de 10 bolivianos (1,3 dólares).

"Primero, la familia boliviana y, segundo, exportamos", declaró en su momento Morales.

La medida gubernamental originó una ola de protestas de empresarios del sector oleaginoso, que afirman que están en riesgo unos 300.000 empleos y las inversiones extranjeras.

La producción de aceite boliviano está en manos de las empresas Administración SAO (de la corporación norteamericana Ar Cher Daniel Midlands), Industrias del Aceite (del grupo peruano Romero) e Industrias Oleaginosas (del grupo boliviano Marinkovic).

Contra Santa Cruz

Evo Morales también acusó de contrabando de aceite al grupo Marinkovic, liderado por el presidente del comité civil-empresarial de Santa Cruz, Branko Marinkovic.

El estatal Comando Operativo Aduanero (COA) se incautó anteayer de 26.004 litros de aceite elaborado por la empresa del líder cruceño en un poblado fronterizo con Chile. "Lo que ayer hemos pillado en la frontera con Chile es algo grave. Sacaban de contrabando aceite, privando al pueblo boliviano", afirmó Morales.

El gobierno boliviano suspendió por decreto la exportación de las tres empresas del sector a los mercados andinos, a la Argentina y a Japón, por una cifra anual de 200 millones de dólares.

En tanto, empresarios del sector oleaginoso realizaron anteayer una caravana de protesta de 30 kilómetros en la ciudad de Santa Cruz, bastión de la oposición, en rechazo del decreto gubernamental.

Ayer, movimientos sociales oficialistas anunciaron que se trasladarán a Santa Cruz para intentar frenar el referéndum del 4 de mayo, que busca aprobar un estatuto de autonomía."Los sectores sociales van a ir [a Santa Cruz] de todas las regiones, y por supuesto también lo harán las seis federaciones [de cocaleros]", anunció Julio Salazar, dirigente del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS) y de los cultivadores de coca del Chapare, bastión de Morales.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas