Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Piden el traslado de la cárcel de Villa Devoto

Hoy se realizará una movilización

SEGUIR
LA NACION
Jueves 24 de abril de 2008
0

Se sienten presos dentro del barrio en el que viven. Entre ellos se llaman compañeros de prisión. Están cansados de ser víctimas de secuestros virtuales y de oír disparos en cualquier momento del día. Las personas que viven en las inmediaciones de la cárcel de Villa Devoto quieren que la unidad penitenciaria sea trasladada.

Hoy, a las 19, en Baigorria y Bermúdez, se realizará una manifestación para pedir el traslado de la Unidad Penitenciaria Federal N° 2 de Villa Devoto, organizada por una asamblea vecinal.

El traslado de la cárcel de Villa Devoto figura en el Plan Federal de Cárceles del Gobierno. Según explicaron fuentes oficiales, desde el 1° de enero de 2010 no debería ingresar ningún detenido más a la unidad penitenciaria. Este proceso, en la cárcel de Caseros demoró un año.

"Nuestra intención es que se pueda erradicar la cárcel. Vivimos encerrados en nuestra propia casa. Nosotros también somos presos", sostuvo a LA NACION Roxana Arcifa, integrante de la Asociación Vecinal de Villa Devoto.

Según explicó Arcifa, en el Ministerio de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, en cuya órbita está el Servicio Penitenciario Federal (SPF), le informaron que existe una partida presupuestaria para construir una nueva unidad penitenciaria en la localidad de Agote, partido de Mercedes, pero aún no se llamó a la licitación para la obra.

"En el ministerio nos explicaron que el predio destinado para la construcción de la cárcel está usurpado y que allí hay una plantación de soja", agregó Arcifa. Días atrás, el bloque de concejales de la Coalición Cívica de Mercedes presentó un proyecto para que parte de las ganancias de esa plantación de soja (200 hectáreas) sean destinadas a obras en el partido de Mercedes.

Entre otras cosas, los vecinos de la Unidad Penitenciaria denuncian ser víctimas de secuestros virtuales, disparos a cualquier hora del día y que en el barrio hay contaminación visual, ambiental y auditiva.

Gato secuestrado

Según los vecinos, en una ocasión, un residente debió pagar dinero como rescate para que le devolvieran un gato que se habían llevado de la ventana de una casa. Se sospecha que la persona que se llevó al animal era un familiar de un preso.

"Una vez, una vecina sacó a pasear a su perro y justo le tocaron el timbre. Desde la cárcel, un interno le gritó a la visita: «No hay nadie». A veces, cuando uno hace un asado los presos te dicen: «Agreguen más chorizos que ahí vamos». También es común encontrar en los patios de las viviendas balas de goma", agregó Arcifa.

La legisladora porteña del Frente para la Victoria Silvia La Ruffa, que en 2004 presentó una declaración para que el Ejecutivo porteño hiciera las gestiones necesarias ante el Gobierno para el traslado de la cárcel, dijo a LA NACION: "Es verdad que la unidad de Devoto quedó obsoleta. Si bien no con la celeridad que desean los vecinos, hay una voluntad política para el traslado de la cárcel".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas