Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Fe y razón; cristianismo e islam

Lunes 05 de mayo de 2008
SEGUIR
LA NACION
0

Fe y razón son dones de Dios al género humano, no están en contradicción entre sí y ambas son intrínsecamente no violentas, según sostuvieron en Roma los participantes del encuentro "Fe y razón en el cristianismo y en el islam".

"Ni la razón ni la fe se deben usar para la violencia -señalaron-. Desgraciadamente, una y otra se han usado erróneamente para perpetrarla. En cualquier caso, estos sucesos no pueden poner en cuestión ni la razón ni la fe."

A la vez, dijeron que cristianos y musulmanes "están llamados al respeto mutuo y, por ende, condenan la burla de las creencias religiosas". Esta mención parece aludir a las caricaturas o mofas a Mahoma que tanto eco despiertan en el mundo musulmán.

El encuentro fue promovido por el Pontificio Consejo para el Diálogo Interreligioso y el Islamic Culture and Relations Organization, de Teherán, y los asistentes fueron recibidos el miércoles por Benedicto XVI. En el trasfondo está el revuelo suscitado tras la disertación de Benedicto XVI en la Universidad de Ratisbona, y su cita de un catedrático de Münster que recogió un diálogo entre un emperador bizantino y un sabio persa acerca del cristianismo y el islam, sobre la imposición de la fe por la violencia y sobre si, para la doctrina musulmana, la voluntad de Dios no está vinculada a la razonabilidad. Hubo reacciones adversas y la Conferencia Islámica deseó que ello no implicara una nueva orientación de Roma hacia la religión musulmana, tras décadas de diálogo.

* * *

El contexto de esa relación se da de modo diverso según áreas geopolíticas: mientras en países islámicos tiende a haber una compenetración entre diversos niveles de la vida social y la esfera política con el islam, en países de raíz cristiana en muchos casos hay regímenes políticos distantes de la Iglesia y su enseñanza, y aun hostiles. Más allá de diferencias teológicas, hay sitios donde una conversión no es aceptada ni permitida, no ya socialmente, sino en el orden legal.

Mohammed Eslimani, argelino, profesor de Teología de las Religiones Comparadas en la Universidad de Jeddah, Arabia Saudita, que habló aquí en un congreso del Consejo Argentino para la Libertad Religiosa (Calir), estima que el problema de la libertad religiosa en países islámicos es más bien de libertad política. Y una mirada simplificadora desde afuera de una realidad compleja genera más conflictos. En Irak había una libertad bastante amplia para los cristianos; la intervención norteamericana, en un clima de confusión, desató luchas entre musulmanes sunnitas y chiitas, y ataques a los cristianos, y su éxodo. Y dio un caldo de cultivo para grupos extremistas, como Al-Quaeda.

Eslimani también habló en el Centro Islámico sobre la relación entre el cristianismo y el islam desde la reunión de Asís, en 1986, en la que participó. El presidente del Centro, Samir Salech, trajo una citadel Corán: "Verás que los más próximos en afecto a los creyentes [musulmanes] son los que dicen: «Somos cristianos»."

En tanto, mañana, a las 19, se presentará el libro Diálogo con el islam , del escritor Jesús María Silveyra, en la Sociedad de Distribuidores de Diarios, Belgrano 1732. Lleva el subtítulo de Martirio, búsqueda y hallazgo de don Andrea Santoro . Ese sacerdote italiano fue asesinado en Trabzon, Turquía, en 2006, por un joven al grito de "¡Alá es grande!". Silveyra viajó a Trabzon y conoció el ambiente del clérigo. Días antes de morir, éste exaltaba en una carta el diálogo y decía: "El camino por delante es largo y no fácil. Dos errores creo que hay que evitar: pensar que no es posible la convivencia entre hombres de religión distinta, o bien creer que es posible sólo infravalorando o dejando de lado los problemas reales."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas