Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Naturalmente, energía solar

Por Ricardo Sartis Especial para LA NACION

Miércoles 14 de mayo de 2008

En la actualidad, tener una pileta en la casa es importante para una familia que vive en el country o en un barrio privado, y hoy es posible disfrutarla de noche si el agua está templada. La forma tradicional para mantener el agua caliente es el gas natural, y lleva al menos una semana de precalentamiento para una pileta grande. Por lo tanto, los costos mensuales pueden ser muy altos. En la actualidad, el uso de una fuente de energía no renovable como el gas está perdiendo fuerza al aumentar la conciencia ecológica y, además, por el incremento constante de los costos de los combustibles fósiles como el petróleo y el gas. Un servicio nuevo en la Argentina es la utilización de la energía solar con paneles térmicos. Es un sistema sencillo, confiable y gratuito, sin costo de mantenimiento.

Sólo se necesita un lugar soleado para instalar los paneles, como el techo de la casa, en construcciones cercanas a la pileta o sobre el piso, en forma inclinada o plana. Esta tecnología esta vigente desde hace más de 30 años. Los paneles son de plástico (PVC, polipropileno o EPDM) y la ventaja es que son inertes a la corrosión por los químicos utilizados en el mantenimiento de las piletas y del depósito del sarro muy común en zonas donde el agua se extrae de pozos. La vida útil de los paneles es de entre 12 y 15 años. Según el reporte realizado por el Departamento de Energía de Estados Unidos, esta modalidad es tan efectiva que representa la mayor aplicación de la energía solar en el mundo. Con más de 1.000.000 de colectores instalados, más del 90% de todos los sistemas de calentamiento de agua existentes mediante colectores solares son utilizados en climatizar piscinas.

El autor es responsable de Solarpool, firma especializada en sistemas de climatización de piletas mediante energía solar desde junio de 2004

Te puede interesar