Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Queríamos formar parte de esto"

Lunes 26 de mayo de 2008
0

ROSARIO.- Subido a su tractor anaranjado y con un mate virtualmente adherido a la mano izquierda, Flavio Glardón mira atentamente hacia el palco en el que los representantes de las entidades rurales se preparan para iniciar sus esperados discursos.

"Es impresionante; ver toda esa gente me emociona, quería formar parte de esto", destaca Flavio, que llegó en su enorme herramienta de trabajo desde Maciel, un pequeño pueblo santafecino de escasos 7000 habitantes.

"Somos quince los que vinimos; tardamos cuatro horas en llegar acá", sostiene, orgulloso, mientras desde adentro y sobre la cabina del conductor se asoman Sebastián, Facundo, Manuel y Cecilia, sus amigos del pueblo que se sumaron a la travesía por la ruta hasta el Monumento a la Bandera.

Salió temprano, pasado el mediodía, con sus alpargatas y un gorrito para cubrirse del sol, para seguir a la caravana de enormes y ruidosas ruedas. Entusiasmado con la manifestación, llegó un día antes del acto y junto con otros tractoristas de su pueblo se ubicó frente al río Paraná, y al costado del palco.

A los 29 años, este productor de soja, trigo y maíz cree que la lucha de las entidades del campo es la única manera de obtener atención a sus reclamos. "En noviembre pasado empezamos a manifestarnos en nuestro pueblo, fuimos de los primeros en empezar", recuerda, orgulloso de pertenecer a la Juventud Agraria de ese pequeño poblado del sur santafecino.

Papá Ricardo y mamá María, con quienes comparte el trabajo cotidiano en el campo, se quedaron en Maciel, pero Flavio siente que están muy cerca. "Están contentos porque estoy luchando, por mí y por ellos", se emociona.

¿Cómo resolver el conflicto entre Gobierno y campo? "Repartiendo mejor la tierra, apoyando de verdad a los pequeños y medianos productores", dice, y enseguida le apunta a la clase política: "Se tienen que poner las pilas y ayudarnos a salir de esto".

Al mismo tiempo, sorprende con una advertencia a los representantes de la Sociedad Rural, CRA, Coninagro y Federación Agraria. "Que no nos vendan la camiseta. Necesitamos patriotas", afirma, poco antes de recomenzar una nueva ronda de mate con sus amigos, una más de las innumerables que hubo a lo largo del día, con el tractor mirando hacia el histórico monumento y dando la espalda al río.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas