Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Intensidad emocional, sensibilidad y elocuencia

La nueva propuesta de Pablo Trapero, Leonera, rodada en cárceles auténticas, incluye un consagratorio trabajo de Martina Gusmán

Jueves 29 de mayo de 2008
0

Leonera (Argentina-Corea del Sur-Brasil/2008). Dirección: Pablo Trapero. Con Martina Gusmán, Eli Medeiros, Rodrigo Santoro, Laura García y Tomás Plotinsky. Guión: Pablo Trapero, Alejandro Fadel, Martín Mauregui y Santiago Mitre. Fotografía: Guillermo Nieto. Edición: Ezequiel Borovinsky y Pablo Trapero. Dirección de arte: Coca Oderigo. Sonido: Federico Esquerro. Distribuidora: Buena Vista. Duración: 113 minutos. Nuestra opinión: muy buena

Este quinto largometraje de Pablo Trapero recupera los mejores atributos de su cine (el talento y el rigor para narrar una historia) y les suma una sensibilidad hasta ahora desconocida para constituirse en el trabajo más emotivo de una carrera que ya había tenido otros puntos altos, como Mundo Grúa y El bonaerense .

Leonera -presentada hace pocos días en la competencia oficial del Festival de Cannes- describe la odisea de Julia (consagratorio trabajo de Martina Gusmán), una joven estudiante universitaria que, embarazada, es enviada a prisión tras un crimen pasional cuyas precisiones y verdaderos responsables no se conocerán nunca. Desesperada, la heroína del film intenta deshacerse del niño que lleva en su vientre, pero finalmente es contenida por otras madres que se alojan en un pabellón especialmente destinado a mujeres que crían a sus hijos tras las rejas.

Martina Gusmán, la gran revelación del film que compitió en el último Festival de Cannes
Martina Gusmán, la gran revelación del film que compitió en el último Festival de Cannes. Foto: Distribution Company

Será allí donde no sólo dará a luz al niño, sino también donde tratará de criarlo de la mejor manera posible, incluso frente a las presiones y conflictos con su madre (la actriz y cantante franco-uruguaya Elli Medeiros), una mujer radicada en Francia que regresa al país para disputarle la tenencia.

La cámara siempre virtuosa, pero nunca ostentosa, del eximio director de fotografía Guillermo "Bill" Nieto -habitual aliado artístico de Trapero- sigue de cerca cada una de las actitudes, gestos, miradas y contradicciones de Julia para ayudar a construir un personaje que, gracias a la ductilidad y la convicción que entrega Gusmán (protagonista, productora ejecutiva, esposa de Trapero y gran revelación del film), genera una enorme empatía, una gran complicidad, una permanente identificación por parte del espectador.

Potencia narrativa

La película -rodada en varias cárceles reales y con la bienvenida participación de verdaderas presas y celadores del sistema penitenciario- sigue el derrotero de Julia durante más de cuatro años de crianza y de enfrentamientos y careos con su ex amante (el brasileño Rodrigo Santoro, una de las estrellas del film 300 ). Precisamente, tanto este personaje como esta subtrama que se ubica entre el thriller judicial y el policial son lo menos logrado e interesante de una película que apuesta durante casi todo su desarrollo por un convincente melodrama sin desbordes.

De todas maneras, cualquier mínimo desajuste o reparo que pueda hacérsele al film queda sepultado por la potencia narrativa, la intensidad emocional, la sensibilidad, la credibilidad y la jerarquía con que Trapero y Gusmán exponen las dudas, las inseguridades, los dilemas morales, los matices, el amor y la capacidad de lucha en este conmovedor derrotero de una joven que se convierte en mujer mientras convive con la hostilidad del contexto carcelario, se abre a las relaciones afectivas y acepta (y luego defiende) su maternidad hasta convertirse en una verdadera leona capaz de rugir dentro y fuera de la leonera del título.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas