Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En busca del rumbo definitivo

El nuevo programa de música folklórica abreva en la mejor tradición del género

Sábado 31 de mayo de 2008
0

Ecos de mi tierra, programa musical con idea y conducción de Soledad Pastorutti. Con Marcelo Iribarne. Producción general: Mariela Tedeschi. Por Canal 7, los domingos, a las 21. Nuestra opinión: bueno

Hay en Ecos de mi tierra una idea bienvenida y enorme entusiasmo por llevarla adelante. Entusiasmo por compartir vivencias ligadas al folklore que se contagia, sin dudas, al televidente. Pero, al mismo tiempo, el camino que acaba de iniciar este programa, que con justicia ocupa el horario central de los domingos por Canal 7, muestra algunas dudas y vacilaciones en relación con el rumbo elegido. Como si todavía convivieran un proverbial respeto hacia referencias pasadas a las que este ciclo adscribe, aun sin reconocerlo explícitamente, y el intento por abordar una ruta alternativa. Está claro que quienes hacen el programa tienen este propósito, pero todavía se encuentran en una etapa de ensayos y cavilaciones.

Ecos de mi tierra abreva en la larga tradición televisiva expresada en términos de difusión de la música nativa por Argentinísima . Como ocurría en el ciclo de Julio Márbiz, aquí se combinan los números musicales con las charlas amables en las que los invitados comparten anécdotas, cuentos y reflexiones. Fue una suerte que en el programa inaugural la figura convocada fuera Horacio Guarany, alguien que a estas alturas desafía cualquier protocolo (había que ver cómo las cámaras trataban de acomodarse para mostrarlo de frente mientras el artista se empecinaba en quedar de espaldas en medio del escenario) y se muestra, como ocurrió el último domingo, chispeante y muy lúcido.

Ajustes necesarios

Así las cosas, Ecos de mi tierra se apoya en una memoria televisiva que determina en buena medida su perfil y de la elección de los invitados dependerá en buena medida el camino futuro del ciclo, por más que haya quedado claro en la apertura que pueden ser bien aprovechados gracias a la soltura que en los últimos tiempos fue adquiriendo ante las cámaras Soledad Pastorutti y al sólido oficio en estos temas que exhibe el siempre prolijo Marcelo Iribarne.

La otra cuestión, en la que todavía no están las cosas del todo claras, pasa por los números musicales. La encomiable intención por explorar todas las vertientes y expresiones de nuestra música nativa abrió más de una confusión, que puede plantear más adelante interrogantes respecto a la identidad del ciclo: como vimos en la secuencia de apertura de la emisión del domingo último, difícilmente pueden coexistir el malambo efectista, puramente acrobático y de espíritu for export del grupo Sol Argentino con el vuelo expresivo y el lirismo del grupo de danzas encabezado por Koki y Pajarín Saavedra, a quienes nos quedamos con las ganas de ver durante más tiempo.

Lo mismo nos ocurrió con Las Voces Blancas, una notable agrupación vocal que en otros tiempos supo tener una presencia televisiva frecuente y aquí reapareció con un hermoso -aunque también breve- tributo a Yupanqui.

Con ellos, más el chamamé de los herederos de Blas Martínez Riera, el canto surero de Argentino Luna y el entusiasta aporte de una algo nerviosa Franca Ferrarese -novel artista surgida de un casting-, se completó un mapa musical que desde el vamos reclama un mayor equilibrio.

Con los ajustes necesarios y la prometida visita de Soledad a distintos puntos del interior, tal vez, Ecos de mi tierra pueda convertirse en el gran programa de folklore que la televisión abierta merece.

4,1 puntos marcó el domingo último, en el primer envío de este programa semanal

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas