Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De turistas a residentes permanentes

Cada vez más extranjeros eligen vivir en el país, en especial en Buenos Aires; muchos invierten y tienen su propio negocio

Domingo 08 de junio de 2008
0

Se animaron a dar el salto de turistas a residentes permanentes y, en muchos casos, llegaron a Buenos Aires con la idea de invertir y emprender un negocio propio: compraron desde viviendas hasta hoteles boutique, tiendas de diseño, bares y negocios relacionados con la industria de la moda, entre otros rubros.

"En la Argentina, hay expatriados de todo el mundo, pero ya no se trata de mochileros bohemios como en otras épocas. Aunque el cambio sigue siendo favorable, Buenos Aires ya no es un lugar tan barato para venir a ver qué onda. Ahora hay más entrepreneurs con perfil artístico, dinero y contactos", opina Grant Dull, editor de whatsupbuenosaires.com , un portal de expats (expatriados) en Buenos Aires, como ellos mismos se definen.

Entre los extranjeros que en los últimos tiempos han recalado en estas tierras, tanto en la Capital como en el interior del país se ha convertido en una tendencia la inmigración no sólo de norteamericanos y europeos sino, incluso, de latinoamericanos. Además de las comunidades típicas como la boliviana, paraguaya, peruana y uruguaya, se han instalado miles de colombianos, ecuatorianos, venezolanos y mexicanos.

De hecho, según la Dirección Nacional de Migraciones, de enero de 2006 a la fecha, los colombianos ocupan el cuarto lugar en la lista de trámites de radicación. Pero hay un dato que sorprende: también los extranjeros con pasaporte norteamericano que quieren ser vecinos porteños son cada vez más.

Hasta el año pasado, las cifras de la embajada de los Estados Unidos en la Argentina señalaban que en la Capital vivían unos 23.000 norteamericanos. "Pero es difícil determinarlo con exactitud porque hay muchos que se quedan un cierto tiempo y no se registran para evitar largos trámites", explica Dull.

De California a La Plata

Hace dos años, y después de encontrar un trabajo mediante una ONG de desarrollo económico, Anna Browne, una norteamericana de 25 años, armó las valijas y aterrizó en el aeropuerto internacional de Ezeiza.

"Ni siquiera conocía América del Sur, pero un amigo mío que había vivido acá me entusiasmó tanto con la Argentina que finalmente decidí venir. El proyecto era quedarme por seis meses, pero terminado el contrato con la ONG me mudé a la Capital", cuenta Anna, que ahora trabaja en una empresa de turismo de lujo y vive en un PH reciclado en Palermo. "No sé cuándo regresaré; por ahora me gustaría renovar el contrato de alquiler y quedarme uno o dos años más", se entusiasma.

La movida cultural, el trato cordial de los porteños y sus costumbres, como "reunirse todo el tiempo con amigos, las sobremesas, que duran horas, o los domingos con asados" son algunas de las cosas que esta joven californiana más disfruta.

"Recitales, exposiciones, muestras de arte, obras de teatro... La movida es muy fuerte. Y la arquitectura tiene un toque europeo que muchas veces me hace recordar a París."

La fuerza de este fenómeno, incluso, llegó hasta las páginas de The New York Times . En marzo último, el diario publicó una nota en la que asegura que Buenos Aires se ha convertido en el nuevo destino favorito para expatriados. "Atraídos por los bajos precios, la cultura y la elegancia de París, legiones de turistas están colonizando esta metrópolis", señala la publicación.

El artículo relata varias historias, como la del ingeniero de sonido británico Tom Rixton, que trabajó con artistas de la industria como Depeche Mode, pero que prefirió dejar su país para mudarse a Buenos Aires y comprar un hotel boutique en Palermo.

Aunque no hay cifras oficiales que reflejen esta tendencia, en la Capital basta con darse una vuelta por Palermo, Recoleta, Puerto Madero o San Telmo, sus barrios preferidos. Es el caso de Greg Harvey, un norteamericano de 38 años que, junto con un amigo neozelandés y otro argentino, abrió hace un año La Puerta Roja, un bar en Chacabuco al 700, y que, según dijo a LA NACION, aún piensa quedarse algunos años más. Por el momento, afirma, no tiene planeado regresar a Chicago y retomar su antiguo trabajo de vendedor de ascensores.

Alicia Moszkowski, directora de vivirenargentina.com , el primer portal interactivo en tres idiomas para extranjeros, señala: "Más del 60% de nuestros lectores proviene de Europa y de América del Norte". Y aunque las cifras no son oficiales, ella estima que en la actualidad "hay alrededor de 150.000 extranjeros residiendo por períodos más o menos prolongados".

Del continente europeo, españoles y franceses encabezan la lista. Los datos del consulado de Francia, por ejemplo, indican que en Buenos Aires hay registradas cerca de 9000 personas provenientes de ese país.

Gaelle Début es una de ellas, que llegó a la ciudad hace tres años por el trabajo de su marido. Desde entonces, dirige Buenos Aires Accueil, una organización que se encarga de recibir y ayudar a los francohablantes recién llegados.

"Acostumbrarse a vivir aquí no fue difícil. Buenos Aires me gusta mucho, y el clima es ideal -dice-. Como residente, creo que una de las cosas más complicadas es sacar el DNI, pero, una vez que lo tienes, sientes que te salvará la vida."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas