Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

En los countries

Seguridad, un factor decisivo

Suplemento Countries

Es un tema definitorio cuando se planea vivir afuera; los nuevos sistemas electrónicos para evitar intrusos en los barrios, entre las preferencias. Consejos y precios

Los acontecimientos ocurridos en los últimos tiempos relacionados con la multiplicación de hechos de inseguridad, que culminaron hace pocos días con el asesinato de dos personas, tiroteos y el relevo del jefe de policía de Pilar, impulsan a quienes viven en barrios privados a preocuparse por el tema de la seguridad que fue, por otra parte, uno de los motivos por el que eligieron este cambio de vida al dejar atrás la ciudad. Al menos, piensan, estarán protegidos dentro del nuevo hábitat, en su casa o en los caminos internos del barrio por donde poder caminar despreocupadamente.

Elegir la empresa adecuada, adaptar las herramientas y los recursos al diseño urbanístico y contar con personal idóneo son algunos de los pilares fundamentales.

Las herramientas son muchas: alarmas perimetrales, centrales telefónicas, circuito cerrado de TV, entre otras. Sin embargo, la eficiencia depende de otros factores. El primer paso, y el más importante, es la planificación del sistema que empleará el barrio o country.

Para eso, según Aquiles Gorini, presidente de la Cámara Argentina de Empresas de Seguridad e Investigación (Caesi), se debe realizar un adecuado estudio que determine cuál es el mejor sistema y la metodología por implementar. "No es lo mismo un barrio cerrado, un country o un club de campo. Para que la seguridad del emprendimiento no sea una ilusión, necesitamos un adecuado estudio previo que determine cuáles son los los sectores más vulnerables del lugar".

El ingeniero Modesto Miguez, de la firma Monitoreo.com y consultor en seguridad privada, agrega que todo buen sistema de seguridad se apoya en tres pilares: "El primero es contar con un estudio serio, que sea realizado por una empresa o especialista independiente. Si no es así, la empresa hará un servicio a su medida y no considerará los puntos diferenciales de cada uno de los barrios o countries. El segundo punto es que la empresa encargada de brindar la seguridad no sea la misma que brinda la seguridad electrónica, ya que de esta manera se controlarán ambas entre sí. El último punto, y no menos importante, es contar con un servicio de auditoría que verifique, periódicamente, que todo funciona adecuadamente".

La elección de la empresa privada que mejor se adapte a las necesidades del barrio es otro ítem relevante. "Son muchas las empresas que hoy ofrecen este servicio. Sin embargo, no todas tienen la capacidad para garantizar la seguridad del country", comenta Gorini. Por eso, es fundamental saber cuál es la logística, la tecnología y los recursos humanos con los que cuenta la compañía. "Al principio, los sistemas de seguridad incluían solamente garitas de vigilancia y patrullas nocturnas. Con el tiempo se incorporaron instrumentos electrónicos más sofisticados, como tarjetas magnéticas de acceso o cámaras de video que controlan todo el perímetro. Todos son componentes centrales, pero no todas las empresas tienen la misma capacidad para ofrecerlos.", sintetiza Gorini.

Un elemento decisivo que puede ayudar a la hora de elegir la empresa de seguridad es que cumpla con ciertas normas que garanticen su buen funcionamiento: "Los propietarios de los barrios privados tienen que saber que existen tres normas de calidad: la IRAM 4174 y 4175, y la norma ISO, que si bien son de cumplimiento voluntario implica que la empresa ha realizado un trabajo que certifica su calidad", dice Miguez.

Recursos

"Cuando hablamos de seguridad estamos pensando en la implementación de recursos tecnológicos. Hoy existen sistemas infrarrojos y láser, con cables microfónicos, antisísmicos, alambres de púa, boyeros eléctricos, detección por imágenes, sensores de movimientos (cámaras, domos), puestos elevados de observación, que complementan el servicio de seguridad privada", explica Eric Natusch, de la empresa Aliara.

Añade: "Por un lado se deben prevenir las intrusiones en el barrio; por otro, se debe resguardar la seguridad patrimonial previniendo los sucesos de inseguridad que se originan en el propio barrio". Para el primer punto, Natusch dice que es determinante contar tanto con un buen dispositivo electrónico como con una adecuada vigilancia personal del perímetro. "El cable microfónico hoy es el más utilizado, ya que permite detectar los intentos de intrusión. Sin embargo, este sistema no reemplaza la guardia personal; la tecnología es siempre un complemento que ayuda a mejorar la reacción del personal."

En cuanto a la protección patrimonial e interna, los sistemas de alarmas ayudan a prevenir los episodios de inseguridad.

Según Miguez, el mantenimiento de las alarmas y los sistemas de control es otro factor esencial: "El mantenimiento no sólo es necesario, es imprescindible. Sin un adecuado servicio técnico no hay seguridad. Hay millones y millones de dólares invertidos por los barrios cerrados y los countries que luego son tirados a la basura por no haber tenido en cuenta, después del período de garantía de la instalación, el mantenimiento del sistema de perimetral".

Testimonios

"Cuando decidí mudarme y vivir en un country lo hice, fundamentalmente, para acceder a una calidad de vida mejor. Si bien son muchas las ventajas que he tenido viviendo aquí, reconozco que varias veces tengo miedo", comenta Horacio G., una de las tantas personas que cambió la vida en edificio en busca de tranquilidad y aire fresco.

El señor Pedro P. agrega: "El miedo me ha llevado a colocar una alarma en casa; aunque no estoy disconforme con el sistema de vigilancia que hay en el barrio, siento que así estoy más seguro y protejo a mi familia".

Según Amorina Gil, gerente de Marketing de la firma Prosegur Activa, la demanda de alarmas para propiedades ha crecido notablemente en los últimos tiempos.

El principal miedo, y una de las razones centrales del aumento en la demanda de sistemas de seguridad, es que si se produce un episodio de inseguridad el propietario y su familia se encuentren en su casa. "Si bien nuestros clientes quieren evitar los robos, notamos que la principal preocupación que tienen los propietarios es contar con sistemas de seguridad que se anticipen a la intrusión del domicilio.

Nuestra empresa hoy ofrece un sistema de detectores laterales, que se ubican en las paredes externas y hacen un barrido de los movimientos del exterior", explica Amorina Gil.

Existe una variada oferta de sistemas de alarmas. Algunos utilizan sensores magnéticos; otros, sensores de movimientos o de temperatura. A la hora de pensar en costos, Eric Natusch explica: "La cantidad de sensores, la tecnología y la complejidad que se utilicen incidirán en los precios. Sin embargo, con 1000 pesos, aproximadamente, podemos contar con un buen sistema".

Según Modesto Miguez hay dos factores centrales para tener en cuenta cuando se decide instalar un sistema de alarma. El primero es que éstas sean fabricadas según normas de calidad. El segundo es el contrato que se celebre con la empresa. "El costo para colocar un buen sistema de alarma es muy variable, pero deberíamos desconfiar de aquellos sistemas que cuesten menos de 600 pesos y con un costo de mantenimiento de alrededor de 200. También debemos aclarar que son útiles siempre y cuando estén correctamente utilizados. No sirve de nada poner un detector de movimiento en cualquier parte. Por último, el contrato es fundamental. Este debe tener una cláusula que permita su anulación", explica Miguez.

Amorina Gil explica que los costos de los sistemas de seguridad son muy variables. "Es difícil decir cuánto costará la colocación y el mantenimiento de un sistema de alarma, ya que dependerá de los servicios que se contrate y la tecnología que se implemente. Además, nuestra empresa diseña un sistema que se adapta a la vida de cada familia y al entorno donde se encuentre la vivienda."

Lo cierto es que en la actualidad la tecnología ocupa un rol central a la hora de evitar atracos e intrusiones. "Hoy no se puede prescindir de los recursos que nos brinda la tecnología. Las alarmas, correctamente instaladas, son un complemento muy efectivo para la vigilancia del lugar", dice el presidente de Caesi.

Desterrar mitos

En opinión de todos los especialistas, el punto final para vivir seguros es dar por tierra con algunos mitos que, aún hoy, persisten en muchas personas.

El primero se puede enunciar del siguiente modo: "Si hay cámaras de circuito cerrado en el country, no es necesario personal de seguridad". Esto es falso. "La seguridad electrónica potencia la capacidad de respuesta del personal de seguridad, es un factor que complementa su tarea, jamás podrá reemplazarla", explica Miguez.

El segundo mito que se debe dejar de lado es que la seguridad electrónica es más barata que la personal. "También esto es falso. No sólo se necesita al personal de vigilancia, sino que además tendrán que pagar el mantenimiento de la seguridad electrónica, que en muchos casos es mucho más oneroso".

El tercer mito es el siguiente: "El mayor gasto de un sistema de seguridad electrónica es el costo de instalación". También esto es falso. "El mayor costo de un sistema electrónico de seguridad es su mantenimiento. Y, como se ha visto, es central para que sea útil."

El último punto que se debe desmitificar, según Modesto Miguez, es que "existen sistemas de seguridad buenos y baratos". Sin embargo, aunque los precios de algunos sistemas de seguridad sean más accesibles, debe tenerse en cuenta que para que el sistema sea efectivo los costos técnicos y de mantenimiento son altos.

Consejos y algunos costos básicos

  • Se debe disponer de un pasillo entre el lote y el perímetro para que la guardia pueda hacer sus rondas.
  • Revisar periódicamente las alarmas.
  • Llevar una base de datos de empleados y personal de servicio.
  • Es fundamental asesorarse sobre la empresa de vigilancia que se haya contratado y sus empleados.
  • Cada guardia de seguridad cobra, actualmente, $ 15,50 la hora. En agosto está determinado un aumento que llevará la hora hombre a $ 17.
  • El costo mensual de un buen sistema de seguridad, si bien es muy variable, promedia los $ 120 por vecino.
  • Los sistemas de alarmas también tienen un costo muy variable ya que depende de la cantidad de sensores, la tecnología, etcétera, pero se pueden conseguir equipos desde $ 450 la instalación y 75 el abono mensual.
  • Algunas firmas ofrecen un financiamiento de los sistemas perimetrales, con planes de tres y cuatro años.
Gastón Francese
TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015LA NACION DataTorneo Primera División