Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un mundo cotidiano con seres endebles

María José Goldín propone personajes intrincados

Sábado 14 de junio de 2008
0

Plano de sus piernas (Y de las olas que revientan a sus pies). Intérpretes: Paula Almirón, Paula Budnik, Melina Martín, Tomas González. Edición y compaginación musical: Pablo Barboza. Escenografía: Fernando Dopazzo. Vestuario: Pilar Beamonte. Asistente de dirección: Francisco Ruiz. Producción general: Natalia Dominici. Creación, coreografía y dirección general: María José Goldín. En Espacio Pata de Ganso (Pasaje Zelaya 3122). Funciones: sábados, a las 21.30. Duración: 60 minutos. Nuestra opinión: Buena

El patio de una casa es el ámbito ideado por la coreógrafa María José Goldín para desarrollar su nueva experiencia. Allí, tres mujeres y un hombre irán cruzándose en escena en tiempos muy diferentes y generando múltiples relaciones. La cotidianeidad se impone en esas maneras de buscarse o rechazarse y esa misma cotidianeidad los tornará más febriles o más opacos según los juegos a los que se entreguen. Cada escena está cargada de una energía singular. Esos personajes se lanzarán a veces con violencia sobre el espacio, con la única intención de develar algo de sus intrincados interiores. Entre ellos parece haber una fuerte distancia, sólo breves encuentros los hacen crecer, ser algo más de lo que en apariencia son.

En un marco escenográfico potente ideado por Fernando Dopazzo y en el que los espacios son utilizados en sus mínimos detalles, Goldín construye una propuesta intensa. Los bailarines actores demuestran una fuerte entrega, sus cuerpos se exponen en plenitud para que cada situación crezca hasta su justo límite. Algunas acciones terminan en una violencia inesperada, pero sólo quedarán en el espectador las imágenes de unos seres endebles que harán lo imposible por manifestarse enteros y seguros.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas