Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Congreso de Familia en la UCA

Madres pobres, más precoces y prolíficas

Información general

Se demostró que tienen más hijos y antes que las mujeres de mayores recursos

Por   | LA NACION

Podía inferirse que la situación socioeconómica y el nivel de educación influían en la vivencia de la maternidad. Pero ponerlo en cifras alcanza para descubrir cuánto: las mujeres indigentes son madres cuatro años antes que las madres no pobres y tienen, en promedio, dos hijos más que ellas. Además, las madres con alto nivel educativo tienen sus hijos seis años y medio más tarde que aquellas que no terminaron el primario.

Las cifras son oficiales, pertenecen a la Encuesta Permanente de Hogares 2005/2006 del Indec y fueron difundidas por el Observatorio de la Maternidad.

Algo quedó claro: los tiempos cambiaron; las familias, también. Las problemáticas y los desafíos que enfrenta la familia en estos días son otros. Y merecen ser repensados. Para hacer un diagnóstico de las familias en América latina y reflexionar sobre el escenario futuro, el Instituto para el Matrimonio y la Familia y el Consejo Episcopal Latinoamericano organizaron el Congreso Posibilidades y Desafíos de la Familia en Latinoamérica.

El congreso se realizó en el auditorio de la Universidad Católica Argentina y buscó abrir un espacio de encuentro. Incluye la realización de un diagnóstico de la situación de la familia en la región y la reflexión sobre algunos temas, como la identidad y la misión de la familia en una sociedad funcional y secularizada; los desafíos de la paternidad y las políticas de salud reproductiva y de educación sexual, y los derechos y deberes de los padres de familia.

"Las madres más pobres y con menor nivel educativo viven la maternidad como el único proyecto de vida y encuentran en el hijo un reconocimiento social", señaló la licenciada Gisell Cogliandro, de la Fundación Observatorio de la Maternidad.

Un tercio de las madres argentinas sobreviven bajo la línea de pobreza. "Este grupo de mujeres de alto riesgo suman la pobreza más el déficit educativo, y la consecuencia más grave es que se limita el desarrollo de la maternidad saludable -dijo Cogliandro-. Esta situación, que heredan los hijos, es una forma de reproducir la pobreza de generación en generación. Esto no se revierte sólo con mejorar lo económico, sino también lo educativo."

Más hijos, sin cobertura

"Las madres indigentes tienen en promedio dos hijos más que las madres no pobres y sólo el 31,8% de las madres indigentes están casadas, mientras que lo está el 60,7% de las no pobres -señaló Cogliandro-. El 98,2% de las madres indigentes no tienen cobertura de salud y sí la tienen el 11,3% de las madres no pobres."

Pasar de un nivel educativo inferior a uno inmediatamente superior implica retrasar la maternidad un año, según cifras oficiales. Excepto cuando se pasa de nivel universitario incompleto a completo: ahí la maternidad se retrasa tres años.

Luego llegó el momento de hablar de los padres. "La desocupación masiva afectó el rol del hombre, que era el proveedor económico y material de la familia. La crisis tuvo una seria repercusión en la vida familiar, ya que cambiaron los roles y el hombre perdió el papel de autoridad que tenía", consideró la licenciada Roxana Boso, de la Facultad de Psicología de la UCA.

"La familia es el segundo útero para completar la gestación del ser humano", dijo Teresa Moors, del Centro de Investigaciones, Prevención y Asistencia de Menores en Riesgo (Cipamer), que se refirió a las consecuencias en las niñas y en los niños de la carencia del padre en la familia. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYLa pelea con los holdoutsConflicto en Medio OrienteAmado Boudou procesadoSueños compartidos