Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Dudan sobre el alcance de la actuación del Congreso

Desde el agro advirtieron que si se trata a libro cerrado no se resuelve el conflicto; la iniciativa sólo permite ratificar o rechazar las medidas, pero los legisladores pretenden modificaciones; el Gobierno sostuvo que se le otorga "una facultad enorme" al cuerpo

Miércoles 18 de junio de 2008 • 18:04
0

En el día después del anuncio de Cristina Kirchner sobre el envío de un proyecto de ley para ratificar la polémica suba a las retenciones, se profundiza el debate sobre el alcance que tendrá la medida oficial.

El Gobierno salió a destacar el "gesto" presidencial de enviar al Congreso la suba de retenciones, al tiempo que no ceden las dudas desde diversos sectores sobre el impacto real de la decisión. El agro se reúne y evalúa los pasos a seguir tras haber advertido sobre el riesgo de que no haya debate y que el proyecto de ley se trate a libro cerrado.

En ese sentido, el dirigente de Federación Agraria de Entre Ríos, Alfredo De Angeli, expresó: “Si es un proyecto blindado, siguen afirmando que el Congreso de la Nación es la escribanía del Ejecutivo”, criticó el ruralista en conferencia de prensa en Pilar.

Según De Ángeli, “la señora Presidenta tendría que derogar el decreto 125, dejarlo sin efecto” hasta que se discuta en el Parlamento. Y agregó que si el Congreso ratifica las retenciones móviles “creo que va a ser repudiado por el pueblo argentino”.

Debate. En este sentido, el titular de la Sociedad Rural Argentina, Luciano Miguens, afirmó que le hubiera gustado “que no hubiese quedado tan cerrado el tema, como para tener dudas de que se pueda acceder al debate".

Por su parte, desde Carbap, también revelaron su incredulidad. "Los anuncios parlamentarios son una nueva trampa, una mera formalidad, una piel de cordero que esconde la ferocidad de la ambición del Gobierno".

En un comunicado la entidad criticó: "No es verdad que el Gobierno impulse mayor y mejor institucionalización, lo único que busca es reforzar su concentración de poder, con una nueva obsecuencia parlamentaria". Y agregó: "El sometimiento de los legisladores al mandato del Poder Ejecutivo sólo puede ser visto como un nuevo atropello a las instituciones democráticas"

Defensa. Por su parte, el ministro de Justicia, Aníbal Fernández, sostuvo que el Gobierno resolvió enviar al Congreso el proyecto de ley sobre las retenciones a los granos como un "gesto" para "destrabar" el conflicto con el campo, y "para que no parezca sólo un tironeo" con el sector.

"La Presidenta quiso dar la oportunidad al Parlamento para que debata, lo que no significa que haya renunciado a su propuesta original", acalaró.

El jefe de Gabinete, Alberto Fernpandez, en tanto, salió al cruce de las críticas por las dudas que siembra la imposibilidad de introducir modificaciones. "El Parlamento va a tener la posibilidad de rechazar una medida del Poder Ejecutivo. Contrariamente a lo que dice la oposición, esa es una enorme facultad que se le da al Congreso, que puede tener el efecto concreto de no aplicar la resolución".

Desde la oposición. El diputado de la Coalición Cívica Adrián Pérez celebró la decisión, pero estimó que el Congreso "debería modificar" algunos puntos de la iniciativa.

"El contenido del proyecto creo que no estaría resolviendo el conflicto, no haría más que ratificar todo lo actuado y mantener el estado de las cosas. Obviamente el Congreso puede modificarlo, y debería hacerlo", señaló.

Sin embargo, el proyecto de ley repite el contenido de la resolución que impuso las retenciones móviles y sólo dejaría lugar a que los legisladores expresen su acuerdo o su rechazo.

Pérez consideró que el Congreso, durante sus últimos años de mayoría kirchnerista en las dos cámaras, "ha actuado como una escribanía que refrenda", y advirtió que, ahora, debe "revisar el contenido del proyecto y no actuar meramente de refrendatario".

Pero las dudas no sólo fueron planteadas desde la oposición. Daniel Katz, el jefe del bloque de diputados radicales K, sostuvo que “no es posible que se trate en términos de ratifique o se rechace”. En declaraciones a TN, el legislador consideró que las retenciones son una herramienta válida, pero aclaró que no está de acuerdo con el esquema tal cual está ahora.

La mayor disyuntiva recae sobre los diputados y senadores oficialistas, entre quienes ya aparecieron disidencias.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas