Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Argentina se endurece en la OMC

Tomó distancia de Brasil y se alineó con India en las negociaciones de la Ronda de Doha; quiere más apertura agrícola

SEGUIR
LA NACION
Sábado 21 de junio de 2008
0

SAN PABLO.- La Argentina ha endurecido su posición en la negociación de un acuerdo de liberalización mundial de comercio. Ha tomado distancia de Brasil y se ha alineado con la India en la Ronda de Doha que la Organización Mundial de Comercio (OMC) lleva adelante desde hace siete años y que en los próximos meses podría congelarse por la cercanía de las elecciones en Estados Unidos.

El mes pasado, dos mediadores en la OMC presentaron sendas propuestas para la apertura agrícola, que afecta más a los países desarrollados, y para la industrial, que atañe sobre todo a los países en desarrollo. "El Mercosur no tiene una posición común en la Ronda de Doha", advirtió el jefe de gabinete de la dirección general de la OMC, el brasileño Victor do Prado, en un seminario sobre comercio agrícola del bloque que organizaron ayer en San Pablo el Banco Interamericano de Desarrollo y entidades del sector privado (entre las argentinas figuraban la Sociedad Rural, Confederaciones Rurales, la Federación Agraria, el Centro de Industriales Lecheros y el Instituto de Negociaciones Agrícolas Internacionales).

"Brasil, Paraguay y Uruguay dicen que la propuesta agrícola es una buena base para negociar. Para la Argentina no sirve porque considera que hay más ambición en [la apertura de la] agricultura que en [la de la] industria", explicó Prado. "La propuesta industrial genera propuestas más discrepantes. Brasil está relativamente tranquilo. La Argentina hizo con India un comunicado en contra. Uruguay adhiere a la posición de países en desarrollo de ingresos medios [más flexibles a la liberalización, como México o Malasia]. Paraguay está en el grupo de economías pequeñas y vulnerables, que piden excepciones en la liberalización de algunas industrias. ¿Y Venezuela cuenta como Mercosur? Porque Venezuela está pidiendo una excepción específica para ella."

La Argentina e India reclaman que los países desarrollados eliminen las barreras a los productos agrícolas
La Argentina e India reclaman que los países desarrollados eliminen las barreras a los productos agrícolas. Foto: Archivo

Hasta el año pasado, la Argentina, Brasil y la India venían sosteniendo una postura común en industria, pero en las últimas semanas los gobiernos argentino e indio se diferenciaron en las negociaciones que se desarrollan en Ginebra, sede de la OMC, con una manifestación pública común en contra de la nueva propuesta de la OMC. "No creo que la Argentina sea el malo de la película, pero tiene una posición más defensiva que Brasil", se atajó Prado. Sin embargo, se preguntó: "¿Tiene sentido continuar discutiendo el acceso a mercados agrícolas cuando un país del Mercosur tiene restricciones a la exportación? La respuesta argentina es que son coyunturales. Pero si quieres exportar más, ¿para qué poner barreras?".

Discurso poco realista

El director general del brasileño Instituto de Estudios del Comercio y las Negociaciones Internacionales (Icone), André Nassar, advirtió que "el discurso de los argentinos a favor de una mayor apertura del mercado agrícola mundial es poco real hoy en día", dado el conflicto entre el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner y el sector agropecuario del país. Y recordó que en el pasado la Argentina y la India mantuvieron profundas diferencias sobre el comercio agrícola.

El experto uruguayo Carlos Pérez del Castillo, investigador del Programa Inserción al Comercio Internacional de su país, opinó que la propuesta agrícola "sirve" al Mercosur, aunque admitió que debe compararse con lo que debe "pagarse" en industria. Contrariamente a lo que ven la Argentina e India, Prado calculó que las propuestas implican concesiones en agricultura mayores a las de industria y superiores para los países desarrollados a las de naciones en desarrollo. Destacó que Brasil tiene mucho por ganar con la apertura de los mercados manufactureros. Incluso dijo que la industria argentina, más preocupada por protegerse, también podría exportar más en algunos sectores específicos.

Prado explicó cuáles son las diferencias en agricultura: la salvaguardia especial que podrán aplicar los países en desarrollo para resguardarse de importaciones en ascenso; los productos especiales que naciones no ricas, como China e India, quieren proteger de la liberalización; eximir a los socios recientes de la OMC de cualquier apertura, tal como reclama Pekín; el grado de reducción de los subsidios y aranceles, así como la concesión de cuotas para la importación de productos sensibles que se excluyan del recorte tarifario. En cuanto a la industria, existen discrepancias aún mayores que en el agro no sólo por el nivel de baja de aranceles y la cantidad de bienes excluidos de ella sino también porque el Mercosur reclama más flexibilidad en los recortes que otros países en desarrollo por tratarse de una unión aduanera.

"Estados Unidos no tiene credibilidad para negociar porque no tiene el fast track [autorización del Congreso para que el Ejecutivo negocie] y es difícil que los demás países hagan concesiones sabiendo que el acuerdo se puede revisar en el Capitolio", según Pérez del Castillo. "La Ronda de Doha quedará en estado de hibernación. Debemos esperar una nueva administración en Estados Unidos, que el Congreso le dé un nuevo fast track La negociación se cerrará a fines de 2009 o principios de 2010."

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas