Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Ultima página

El desarraigo en imágenes

Espectáculos

Una muestra de fotos habla sobre los refugiados, 40 millones en el mundo

"Ante cada mirada, cada rostro registrado en estas fotos de campos de refugiados de Liberia, Kenya y Guinea, obtenidas entre 2005 y 2006, ustedes podrán comprender lo que significa la vida de 40 millones de desplazados en el mundo", dijo Justo Casal al presentar su muestra Ecos del alma miradas de refugiados , el jueves último, en el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano.

"Los refugiados de Africa parecen estar tan lejos que, sin querer, les damos la espalda. Pero hay que mirarlos pensando que, aunque somos diferentes, somos iguales: una paradoja que debe movernos a no discriminar", continuó Casal.

Mientras compartía sus imágenes, destacó la alegría y la inocencia de los rostros de los niños y adolescentes que fotografió, que según comentó formaban el 40% de los refugiados que conoció allí.

Victor Bille, otro de los disertantes, nacido en Camerún, dijo que no había llegado a la Argentina como refugiado. Conoció al fotógrafo en la calle y lo acompaña como a un hermano: "El concepto de familia en Africa se extiende a vecinos y amigos", explicó.

Además dijo que el 10% de la población argentina tiene orígenes africanos: "Creemos que la diáspora africana es un desafío, no solamente para los que no han logrado insertarse en la sociedad, en sus instituciones o grupos, sino para los que son de cuarta o quinta generación que les es difícil definirse a sí mismos. Trabajamos en un ámbito abierto, plural, con muchos argentinos".

Emmanuel Ntaka, otro de los invitados a la muestra, hijo de padre sudafricano refugiado y madre argentina, cantó una canción compuesta por su padre. "Es muy fuerte pensar que son personas que se van de un lugar por cuestiones de vida o muerte. Hablan poco. No hay que verlos en las imágenes como gente exótica que vende collares, sino hacerlos sentir como en casa, cobijándolos, porque nuestra vida ha sido un poquito más fácil."

Reconstruir la historia

Para Catalina Saugy, investigadora del Instituto Nacional de Antropología, "la antropología puede colaborar en la solución de la vida del refugiado". Habló de la ley nacional que desde 2006 reconoce y protege a los refugiados. "Los objetos nos ayudan a reconstruir su historia: suelen ser personas que han debido abandonar sus telares, sus hilos, manufacturas, que se demora años en reconstruir -dijo mostrando una chalina de Etiopía que lucía sobre los hombros-. Son personas que vienen huyendo de situaciones límite; en nuestro país la mitad viene de Colombia. Asumamos cada uno de nosotros su responsabilidad, éste es un tema que nos hermana a todos, porque descendemos de refugiados; fuimos y podemos serlo alguna vez."

El tema vibraba en las palabras, los colores, los sonidos, hermanando naturalmente a todos. Roberta, refugiada de Sierra Leona, miraba a los presentes desde una foto tomada en Guinea, en el campo de Nzerekore en 2006. "Recuerdo haber tenido la sensación de que ella se sentía acariciada -escribe Justo Casal-. Así sólo haya sido por mi prisma, logró sentirse única. Pero el lapso de su ilusión seguramente se desvaneció como su fugaz sonrisa: es que su sufrimiento precoz radica en que nadie la espera, que nadie la busca y sólo se llena de interrogantes que ni siquiera me atrevería a formular."

Justo Casal tiene 31 años. La profesión de diplomáticos de sus padres lo puso en contacto con diversos países y culturas. En Kenya descubrió su visión humanitaria y desarrolló gran parte de su labor profesional. En 2003 se recibió de licenciado en Fotoperiodismo y Relaciones Internacionales. Después obtuvo una maestría en Derechos Humanos en la University of Central England, en Birmingham.

Kibera, el asentamiento humano más grande de Africa, en Kenya, fue el tema de su primera muestra, en 2001. Hace tres años expuso Rostros sin paz en la misma sala donde se exhibe hoy Ecos del alma , que puede ser visitada hasta el 30 del actual, de lunes a viernes, de 11 a 20. Fue siempre la misma temática, la misma pasión, la misma preocupación. .

TEMAS DE HOYAmado BoudouLey de abastecimientoIndependencia de EscociaCopa Sudamericana