Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

De cómo tejer...

La joyería contemporánea, según Gabriela Horvat. Estrena casa en Palermo

Jueves 26 de junio de 2008
0

Fotos, postales, dibujos, bocetos y notas "para liberar la mente y pensar", sobre un banco de joyero que la identifica. Una orquídea, un cacto y otras plantas, en una repisa debajo de una ventana. Al lado, arco, martillo, sierras, cinceles, punzones, calibres y más herramientas colgadas en un escaparate rojo que las destaca. Varios muebles de una antigua imprenta que van como "anillo al dedo para las piezas". Todo tras una imponente vidriera donde se exhiben sus ya características rastas joyeras.

La diseñadora de joyería contemporánea Gabriela Horvat estrenó casa en Palermo, con distintos espacios para exhibición y venta, y un rincón muy especial para su taller.

Un ambiente cálido y familiar. Luces dirigidas a soportes redondos que sostienen esos maxicollares de vellones y ovillos de lana de oveja hilada a mano en un tejido de plata que acompaña. Más acá, una cajonera con bandejas guarda otros collares, su fuerte, ahora en seda trabajada en una original aplicación en joyería.

"Este es un proyecto en el que trabajo desde hace tres años, aunque en un mes pude cerrar y concretar al encontrar este lugar (Honduras 5238, abierto de martes a sábado, de 14 a 20). Desde hace tiempo me ronda la idea de crear y convocar para una galería, porque, sin duda, la joyería también es un arte a través del cual se expresan, por suerte, cada vez más creativos en Buenos Aires", comenta. Con el nombre del primer invitado aún en suspenso, promete arrancar con el anuncio y la puesta dentro de un par de semanas.

Mientras tanto, comparte su local con una de sus artistas favoritas, su mamá: Paula Dipierro. Es que de ella aprendió no sólo las técnicas de cestería y tejido que aplica en joyería, sino que ahora ya trabajan juntas en la realización de nuevas propuestas.

"Lo último son piezas en plata y seda tejidas con la técnica de cestería. Algunas en plano, tipo raping, y otras más envolventes, cual espirales, tipo coiling." Una suerte de minicanastos, pero en escala mucho menor, en una combinación acertada. "La seda es teñida a mano en forma natural en tonos de ocre, tierra, colorado y púrpura. Si bien contamos con ayuda para realizar algunos procesos -de hecho, estamos ampliando el equipo de trabajo-, nosotras definimos y armamos el diseño y cada una de las piezas", explica.

Objetos de deseo

Dice que lo suyo son "objetos de deseo", y cuenta por qué: "Me encanta lo que hago y siempre busco despertar no sólo el deseo de tenerlo, sino incentivar a tener una personalidad para exhibirlo. Es cierto que no todos se pondrían un collar que llega a los tobillos o que hay que aprender a buscarle la vuelta para usarlo. Estas piezas son justo para ellas, para las que tienen personalidad".

Pero no todo lo de Horvat son collares. Sugiere conjuntos de aros, broches, pulseras, o presenta piezas únicas de pins y anillos, también con mucha plata.

Y todo lo hace según los lineamientos del Slow design , un movimiento que se inició en Italia y ya llegó a la Argentina. Reacciona contra la producción en serie, masiva, que agota los recursos naturales, y propone complacer los sentidos, no contaminar ni malgastar recursos. Una estrategia relajada y profunda, bien slow , ideal para aplicar en el diseño de autor, que siempre revela una identidad original y contrarresta el frenesí que puede generar el mundo de la moda.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas