Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En septiembre comenzará el comercio sin dólares con Brasil

Permitirá que las empresas hagan sus transacciones bilaterales en reales y pesos

Viernes 27 de junio de 2008
0

Después de dos años de ensayos, en septiembre próximo arrancará el sistema de comercio bilateral desdolarizado entre la Argentina y Brasil, que apuntaría a bajar el costo de transacciones para las pequeñas y medianas empresas.

Antes de viajar a Buenos Aires por una nueva reunión para formar el Banco del Sur, que se realizará hoy, el ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, declaró que el dólar "será reemplazado por las monedas locales", el real y el peso.

En Brasilia, el funcionario indicó que ya fueron resueltos aspectos técnicos necesarios para compatibilizar las normas de comercio exterior en los dos países, por lo que, explicó, "sólo resta la sanción" de medidas técnicas por parte de los respectivos bancos centrales.

Mantega, fuerte impulsor del proyecto
Mantega, fuerte impulsor del proyecto. Foto: Archivo

En julio y agosto se realizarán las pruebas informáticas entre ambas instituciones monetarias para chequear la viabilidad de este sistema, que "eliminará servicios y reducirá los costos en el comercio bilateral", según se expresó desde el ámbito oficial argentino. Por otro lado, ayer se publicó en el Boletín Oficial el decreto 1003/2008, que da por cumplidas las obligaciones técnicas "en los casos de cobros de exportaciones de productos nacionales que sean efectivizados mediante el sistema de pagos en moneda local para el comercio entre los Estados parte del Mercosur". De todos modos, en una primera etapa este esquema regirá para los socios más grandes del bloque y no para Uruguay y Paraguay.

El artículo segundo de la norma firmada por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner encomienda al Banco Central "reglamentar el sistema de pagos en moneda local" y "ejercer la fiscalización de las operaciones que por el mismo se cursen". A partir de este decreto, sólo resta que los directorios de ambos bancos centrales aprueben las comunicaciones para cumplir con este mandato político, que cuenta sobre todo con el impulso del gobierno del presidente Lula da Silva. La entidad que conduce Henrique Meirelles cumplirá con esa orden, aunque no parece tan entusiasmada con este paso, que para algunos entusiastas debería ser el primero en el proyecto de coordinación macroeconómica y de una moneda única para el Mercosur.

Según explicaron en el BCRA, cada día ambos bancos centrales fijarán un tipo de cambio para estas operaciones, a partir de una fórmula que combina la tasa de referencia mayorista del peso contra el dólar y, en el caso de Brasil, del real contra el dólar. Ambas tasas se utilizan para grandes operaciones, pero a partir de este convenio podrán servir como referencia para aquellas menores a US$ 50.000 para incentivar a las pymes a que se sumen a este plan.

Con ese coeficiente se liquidarán las operaciones diarias de comercio exterior bilateral que se efectúen en moneda local, sin la participación de la divisa norteamericana.

Las autoridades no dejan de aclarar que esta normativa es "optativa" por pedido del sector privado, aunque destacan que "permitirá reducir los costos de muchas empresas".

En ese sentido, el presidente de la Cámara de Exportadores de la Argentina (CERA), Enrique Mantilla, dijo que "cada empresa deberá analizar si esta opción le conviene, aunque la ecuación de riesgo entre operar en dólares con tasas del 4%, o en pesos o reales al 18% es bastante clara".

Banco del Sur

Por otro lado, hoy se realizará en el Ministerio de Economía una nueva reunión de ministros para el rezagado Banco del Sur. El Gobierno, que no participó del último encuentro en Montevideo porque se hallaba en medio de la renuncia del ministro Martín Lousteau, deberá convalidar la decisión de aportar unos US$ 2000 millones al capital total de US$ 7000 millones con el que arrancaría esta entidad soñada por Venezuela. El primer aporte que debería hacer el país sería de US$ 200 millones.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas