Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Empleo infantil

Elevan a 16 años la edad para trabajar

Economía

Hoy pueden firmar contratos laborales chicos de 14 años; el cambio será progresivo

A partir de ahora, la edad mínima para firmar un contrato laboral legal será de 15 años, en lugar de 14, y desde el 25 de mayo de 2010, el requisito será tener por lo menos 16 años. Así lo establece la ley 26.390, aprobada recientemente por el Congreso y publicada la semana última en el Boletín Oficial. La norma regula, además, el empleo de los adolescentes, entendiendo por tales a los menores de 18 años.

"La ley tiene varias herramientas que ayudan a la lucha contra el trabajo infantil. En primer lugar, porque se refiere a su prohibición, algo que no estaba contemplado hasta ahora en nuestra legislación", expresó Pilar Rey Méndez, presidenta de la Comisión Nacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (Conaeti).

La imposibilidad de contratar menores se establece de tal forma que no se les permite desarrollar tareas laborales, estén remuneradas o no, bajo ninguna forma. En el caso de los niños que integran elencos en expresiones artísticas, según comentó Rey Méndez, las normas de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) habilitan el trabajo, pero siempre que se cuente con un permiso de la autoridad administrativa local en temas laborales, que debe observar dos cosas: que no se interrumpa la escolaridad y que no exista un daño para el menor, derivado del trabajo desarrollado. El pedido de autorización es algo que, en la práctica, pocas veces se tramita. "Queremos concientizar sobre el tema", afirmó la funcionaria.

Más allá del objetivo de concientizar, las autoridades tienen la facultad de inspeccionar y multar, pero se admite que eso es una estrategia insuficiente cuando se tratar de ir contra el trabajo de miles de menores, que son empujados hacia donde no deberían estar por la realidad de pobreza en la que viven inmersas sus familias.

"Entre las medidas previstas está la entrega de becas para estudio, que se darán desde el segundo semestre de este año", sostuvo el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, en referencia a las situaciones de vulnerabilidad. El funcionario agregó que, en el intento por evitar el empleo de niños, también se contempla otorgar planes de capacitación y empleo para el padre desocupado. "La cultura del trabajo no se adquiere trabajando, sino viendo a los padres trabajar", sentenció. La problemática es compleja, porque el trabajo infantil está arraigado en la vida de muchas familias en las que los adultos sí trabajan, pero lo hacen en tareas precarias o que les ofrecen ingresos insuficientes. En las inspecciones de trabajo realizadas en los últimos tiempos, se detectó a 14.000 menores trabajando. A ellos apuntará el plan de becas, cuyo otorgamiento implica una tarea conjunta entre los ministerios de Educación y de Trabajo.

La ley 26.390 modifica, además de la ley de contrato de trabajo, las normas específicas sobre el empleo en el servicio doméstico y en el sector agropecuario. En ambos casos, la edad mínima se eleva en una primera etapa a 15 y luego a 16 años. Para cualquier tarea, se dispone que quienes tienen entre 14 años y la nueva edad mínima podrán hacer tareas en emprendimientos que sean de su padre, madre o tutor. Pero las jornadas podrán extenderse hasta un límite de tres horas diarias y 15 semanales, y siempre deberán cumplir con la escolaridad.

Juicios y permisos

Además, deberá tramitarse una habilitación ante las autoridades laborales locales. "Hasta ahora no existían limitaciones, y eso permitió el fraude de muchas empresas", comentó Rey Méndez, quien afirmó que la nueva ley surgió de una propuesta originalmente presentada por la diputada misionera Fabiola Bianco. Agregó, en referencia al sector rural: "Hay explotaciones familiares donde no se trabaja para el autoconsumo, sino para otras empresas".

Como norma general, quienes estén habilitados por su edad a firmar contratos de trabajo, pero tengan menos de 18 años, deberán contar con la autorización de los padres, salvo que vivan en forma independiente.

En línea con todo lo dispuesto, la reforma también eleva de 14 a 16 años (15, hasta mayo de 2010) el requisito de edad para ser parte de un juicio laboral. Y se aclara que si un menor sufre un accidente por realizar tareas bajo condiciones que no respeten los nuevos requisitos, el empleador deberá asumir sus responsabilidades en los términos del Código Civil, por lo que no podrá ampararse en una cobertura de seguros de riesgos del trabajo. .

TEMAS DE HOYActividad económicaArgentina en defaultElecciones 2015NarcotráficoMundial de Básquet