Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Cada vez más chicos son elegidos para actuar en avisos publicitarios

Casting de niños, un boom argentino

Información general

El mercado, los bajos costos para filmar en el país y el deseo de muchos padres estimulan este fenómeno

Por   | LA NACION

Se para ante la cámara, mira a la fotógrafa y, a la cuenta de tres, muestra su mejor sonrisa. No es un modelo ni un actor de cine. Es Alexis; tiene 7 años y desde los 4 participa en castings para publicidades y cortometrajes. En los últimos dos años aumentó notablemente la cantidad de niños que, como Alexis, se presentan en castings para avisos publicitarios tanto de firmas argentinas como extranjeras, según informaron a LA NACION agencias y representantes de niños actores.

Desde bebes hasta adolescentes, varones y mujeres, de cualquier color de pelo, de ojos y de piel: todos son buscados por las agencias. Y cada vez más padres desean ver a sus hijos en los avisos. "El auge se debe a una combinación de la necesidad del mercado, los bajos costos de filmar en la Argentina y que cada vez más chicos se vuelcan al mundo artístico, estimulados por los padres y la escuela", opinó Mariano Marín, que dirige los castings de niños de la agencia Talenttech.

Detrás de estos niños están los padres, que apoyan y estimulan la vocación artística de sus hijos. "Mi sueño frustrado era ser actriz. Pero hay que tener en cuenta que esto es como un segundo trabajo para los padres; demanda mucho tiempo", dijo a LA NACION Gabriela Rivkin, mamá de Alexis.

Es un trabajo, y se paga. Sólo por un segundo llamado ( callback ) de la agencia, los chicos tienen el mismo derecho que un actor adulto a cobrar por su trabajo. El cachet va de 300 a 3000 pesos por día. Si la empresa que pide el casting es extranjera, las sumas son mayores y en dólares.

Alexis es la imagen en las latas de Nesquik en México; hizo un corto para una campaña contra la discriminación y ahora se presentó en un casting de la agencia Why Me? para un banco de fotos. Si queda seleccionado, cobrará 400 dólares la jornada.

"Contá qué hacemos con la plata", pregunta su mamá. Alexis responde: "La compartimos con toda la familia", al igual que lo que gana su hermano de 13 años, que también se presenta en castings. "Con lo que gané por uno de mis trabajos, compré la PlayStation II, que es mía y de mi hermano."

No todos los chicos se desenvuelven frente a las cámaras. Por eso, según los profesionales, es importante que quien realiza los castings tenga experiencia en el trabajo con menores.

"Hay que lograr que los chicos lo vean como un juego. Los más chiquitos, acostumbrados al jardín de infantes, ya responden a pautas y, si se divierten, el trabajo es más fácil para todos", dice Luján Marangos, fotógrafa de Why Me?

Sol Sileo, de 5 años, se presentó al casting vestida de rosa y con los labios pintados. "Le fascina cantar y bailar", dice Gisela, su mamá. Pero minutos antes de entrar, Sol se puso tímida y parecía arrepentida. Cuando finalmente se decidió, se portó como toda una profesional: ante la cámara, tiraba besos y posaba con soltura.

"Siempre hay que dejar que los chicos decidan cuándo quieren actuar; no es bueno presionarlos. Incluso, cuando se niegan, lo mejor es que ni hagan el casting, que vuelvan cuando estén convencidos de que quieren presentarse", dice Marcela Villanueva, productora de Why Me?

Boom argentino

Cada vez más productoras internacionales eligen la Argentina para filmar avisos con niños. "Acá hay una gran variedad de razas, y eso buscan algunas agencias extranjeras. Además, la tecnología argentina es buena y las agencias pueden hacer la posproducción y llevarse los clips terminados", dijo Alejandro, de Sudamericana Publicidad. Y Patricia, de Imaginativa & Casting -agencia que hizo una producción de Mimo&Co que se pasa en Sudáfrica, con chicos argentinos-, ratificó que son más los chicos que se presentan: "Cada vez que hay una convocatoria de niños, recibo más de 600 mails por día".

Es muy especial el trabajo con bebes. "Algunos clientes me han pedido incluso bebes recién nacidos", dice Patricia. Para esos casos, las agencias trabaja con una babywrangler , asistente pedagógica. Según Betina Steinberg, cada vez son más los publicistas que quieren imágenes infantiles en sus productos. "Antes, los chicos sólo aparecían en productos infantiles; hoy están en todas los avisos", dijo.

Cuando una empresa pide un casting de bebes, la babywrangler debe hacer una ficha de cada niño para saber, por su perfil, si puede o no participar. "Hay ciertas conductas, incluso en los bebes más pequeños, que ayudan a saber disfrutar o no del proceso de casting y filmación. Si bien esto es un trabajo, la idea es que los niños lo tomen como un juego y se diviertan", explicó la babywrangler Steinberg.

Marcelo Abeal, actor y representante de niños, recomienda trabajar con agencias de las que se tengan referencias y asegurarse de que los chicos no trabajen más de 6 horas, el máximo permitido. Luis Alí, de la Asociación Argentina de Actores (AAA), sostuvo: "La prioridad de los menores es el colegio; la actuación no tiene que consumirles todo su tiempo". "Hay madres que mandan fotos de sus hijos a 80 agencias, en la desesperación por verlos en la TV", opinó la representante de niños actores Cristina Lunadei.

En la sala de espera para un casting fotográfico, Anabella Luna, de 5 años, mira a los demás chicos con timidez. Su mamá, Marcela, le acomoda el flequillo para que no se tape los ojos azules. "Nos divertimos juntas", dice, orgullosa y tan emocionada como si fuera ella la que se presentara al casting. .

TEMAS DE HOYInseguridadSergio BerniArgentina en defaultNarcotráficoMundial de Básquet