Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Ingrid: "La operación fue impecable, doy gracias a Dios"

La ex candidata presidencial llegó a Bogotá, se abrazó con su madre y brindó una extensa conferencia de prensa donde elogió al gobierno de Uribe y su lucha contra las FARC; pidió por los demás rehenes y agradeció a Cristina Kirchner

Miércoles 02 de julio de 2008 • 20:49
0

"Estoy muy emocionada. Gracias a Dios y a la Virgen. Mucho me imagine este momento. Primero le agradezco a Dios, segundo a todos lo que me acompañaron en sus corazones, a los que sintieron compasión por los secuestrados y que rechazaron que la única solución fuera esperar", estas fueron las primeras palabras de Ingrid Betancourt, tras permanecer seis años secuestrada a manos de las FARC.

"También agradezco a los que nos acompañaron en el mundo entero, gracias al ejército mío de mi patria. Gracias a su impecable operación militar, fue perfecta", resaltó Betancourt.

En el único párrafo en que hizo mención a la Argentina, Betancourt agradeció a la Presidenta Cristina Fernández por su labor a favor de los secuestrados. "Agradezco a la señora Kirchner por todo lo que hizo por los secuestrados", expresó en diálogo telefónico con la cadena de noticias CNN en Español.

"Esta mañana cuando me levante recé el rosario a las cuatro -describió la ex candidata a presidenta-, teníamos la esperanza de que alguna fuera liberada. Le debo mucho a los medios de comunicación. ¿Cuánto les debo? Pudimos soñar con la liberación porque oíamos a los nuestros. Esta victoria también es de ustedes", reconoció Ingrid.

Betancourt relató todo lo que ocurrió hoy: "Oía a mi mama, a mi hija, a mi ex esposo, a quien adoro, y pensé: bueno de pronto esta vez no es para mí. Empacamos y estuvimos esperando no se qué. En ese momento nos dicen que nos iban a llevar con un alto jefe, pero que no sabían quién era. Pensamos: más cautiverio, otro traslado".

Y añadió: "Vimos que se acercaban helicópteros, pero eran helicópteros blancos. Llegamos a un sitio con un guardia armado, que como muchas otras veces, me trató de manera tosca: ´apúrese ándele´. Ahí llegaron unos personajes absolutamente surrealistas, y nos preguntamos: "¿Esta gente quién es? ¿Será que nos volverán a poner de payasos en un nuevo circo? Y miré que tenían camisetas del Che Guevara. Ahí me desanime, porque pensé que no era una brigada de salud".

"Ellos hablaban como guerrilleros y se vestían como tales", según Betancourt, quien dijo que la operación comenzó al amanecer cuando los cautivos fueron informados por sus captores de las FARC iban a ser trasladados.

En ese momento, recordó Ingrid, nos hicieron subir esposados, fue muy humillante. "Cuando embarcamos no quería ni hablar, estábamos muy molestos. Cerraron las puertas del helicóptero y de pronto algo sucedió. De pronto ví al comandante que tantas veces actuó como un déspota en el suelo, con los ojos vendados, pero no sentí felicidad, sentí lástima".

La voz de la libertad. "En el helicóptero, el jefe dijo: somos el Ejército Nacional, están en libertad. Lloramos, saltamos, no lo podíamos creer, casi se cae el helicóptero. No hay antecedentes de una operación tan perfecta. Seguramente los jefes de las FARC se estén enterando ahora", expresó Betancourt.

"La operación fue absolutamente impecable. No se disparó un solo tiro, no se mató a nadie. Nos sacaron con grandeza. Lo que hicieron fue sacarnos a nosotros sin un solo tiro. Yo creo que ésta es una señal de paz para Colombia. Nosotros podemos lograr la paz si confiamos en nuestras Fuerzas Militares", aseguró.

Betancourt agradeció al gobierno del presidente Alvaro Uribe y al ministro de Defensa Juan Manuel Santos, porque, según enfatizó: "Si no hubieran tomado el riesgo que tomaron, nos hubiéramos quedado quién sabe cuántos años más en ese calvario que vivimos".

En el final de su discurso, pidió por los que aún permanecen en poder de las FARC. "Vamos a seguir luchando por la libertad de los que quedaron. Estoy pensando en los que no volverán, que la felicidad no nos haga olvidar que otros murieron. Pienso en todos lo que murieron en manos de las FARC. A todos los vamos a sacar", aclaró Ingrid.

Betancourt agradeció al gobierno colombiano por el operativo militar que la rescató hoy junto a otras 14 personas, luego de haber estado más de seis años cautiva de las FARC.

Sin esperanzas. "Nunca esperé salir con vida de allí", dijo Betancourt, con la voz quebrada por la emoción. "Mi rescate fue absolutamente impecable pues las fuerzas militares la pusieron en libertad junto a otros 14 rehenes sin disparar un solo tiro ni arriesgar sus vidas", exaltó Betancourt.

Y agregó: "Lo que hicieron fue sacarnos a nosotros sin un solo tiro, creo que esto es una señal de acción de paz para Colombia. Podemos lograr la paz si confiamos en nuestras fuerzas militares", agregó.

El rescate es el golpe más grave que hayan sufrido las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia en sus 44 años de historia, ya que Betancourt y los tres contratistas militares estadounidenses, Thomas Howes, Keith Stansell y Marc Gonsalves, que eran las piezas más fuertes que tenían para negociar.

Betancourt fue secuestrada en 2002 cuando era candidata presidencial y en la pasada Navidad cumplió 46 años de edad.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas