Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Diputados trata el proyecto del Gobierno

Con un número ajustado de votos, el oficialismo intentará aprobar hoy en el recinto el aumento a las retenciones al agro

SEGUIR
LA NACION
Viernes 04 de julio de 2008
0

En medio de un clima de tensión, con los productores rurales al borde de las rutas, el oficialismo de la Cámara de Diputados decidió jugar su suerte a cara o cruz. Con un número de votos ajustado, convocó para hoy a una sesión especial para debatir el proyecto oficial sobre retenciones móviles al agro que, si bien ofrece compensaciones y beneficios a los pequeños y medianos productores, mantiene intactas las actuales alícuotas de retención y, con ellas, el principal punto de fricción entre el campo y el Gobierno.

Una preocupación creciente e indisimulable dominaba ayer los pasillos parlamentarios. Los oficialistas, lejos de ufanarse de una posible victoria en el recinto, no podían ocultar sus rostros desencajados. Es que, según pudo saber LA NACION, desde la Casa Rosada la presidenta Cristina Kirchner le transmitió por la mañana al jefe de bloque, Agustín Rossi, que no aceptaría nuevas modificaciones al proyecto de ley oficial.

Los legisladores kirchneristas pretendían ampliar el abanico de compensaciones a pequeños y medianos productores para sumar más votos a la iniciativa y, fundamentalmente, lograr el aval de al menos una de las entidades agropecuarias, la Federación Agraria. La negativa de la Presidenta echó por tierra sus últimas esperanzas y, con ellas, la posibilidad de ofrecer una solución definitiva al problema del campo.

Los diputados Walter Agosto, Felipe Solá y Alberto Cantero trataron ayer en las comisiones de Agricultura y de Presupuesto el proyecto oficial
Los diputados Walter Agosto, Felipe Solá y Alberto Cantero trataron ayer en las comisiones de Agricultura y de Presupuesto el proyecto oficial. Foto: Hernán Zenteno

Para peor, todo el esquema de compensaciones para los productores de soja y girasol que los diputados oficialistas lograron sonsacarle al Gobierno no sólo fue considerado insuficiente por las entidades agropecuarias, sino que incluso tiene fecha de vencimiento: el 31 de octubre próximo. Así consta en el artículo noveno del dictamen de comisión que el oficialismo suscribió ayer. Esto significa, lisa y llanamente, que en noviembre los productores deberán pagar al Estado las retenciones móviles sin la garantía de ser compensados.

El dictamen oficial, en verdad, seduce a muy pocos legisladores. Hasta el propio Alberto Cantero (Córdoba), presidente de la Comisión de Agricultura, se lamentaba en los despachos oficialistas por la cerrazón del Gobierno a sumar nuevas compensaciones al campo. "No puedo arriesgar mi futuro ni mi familia por esto", se le habría oído decir, acongojado, en charlas de confianza con otros pares, según supo LA NACION.

Las presiones

Entre tantos nervios y preocupación, se sumó la presión a los legisladores por parte de los sectores en pugna. Arrancó el ex presidente Néstor Kirchner, ayer al mediodía, arengando a sus legisladores para que voten el proyecto oficial. "Sólo les hago recordar (a los diputados) adonde pertenecen. Lo único que les digo es que tengan buena memoria, que tenemos que defender los intereses de quienes representamos", enfatizó Kirchner en un acto en la UOM.

Por la noche, y cuando el oficialismo presentaba su dictamen, representantes de las entidades agropecuarias, incluido el dirigente Alfredo De Angeli, se acercaron al Congreso para expresar su rechazo a la propuesta oficial. "Ya hay cortes de ruta en el sur de Santa Fe; el proyecto no ayuda a encontrar la solución", enfatizó Mario Llambías (CRA) a quien, junto a Luciano Miguens (Sociedad Rural) el oficialismo le impidieron el ingreso, anoche, al plenario de las comisiones de Agricultura y de Presupuesto, donde se discutía la iniciativa.

En este contexto, el oficialismo deberá reunir el quórum de 129 legisladores y se apresta a impulsar hoy en el recinto una propuesta que, ya se anticipa, no soluciona el conflicto con el campo y, para peor, le generó profundas grietas en el seno de la bancada, ya que una quincena de diputados oficialistas anticipó que no lo votarán. En ese grupo figuran Felipe Solá (FPV-Buenos Aires), quien junto con la mendocina Laura Montero (radical K) y los diputados justicialistas por Córdoba y Entre Ríos presentaron un dictamen alternativo que propone atenuar la alícuota de las retenciones móviles y achatar la curva (de lo que se informa aparte).

En tanto, diecinueve bloques de la oposición insistieron, en un proyecto acordado, en suspender por 150 días la vigencia de la resolución 125, que aumentó las retenciones móviles para discutir durante ese período una nueva política agropecuaria. Suman en total 87 legisladores. El bloque SI de Eduardo Macaluse (Buenos Aires), junto a Claudio Lozano (CTA), también se apretaba anoche a presentar su propio dictamen.

Al cierre de esta edición, el plenario de las comisiones de Agricultura y de Presupuesto continuaba el debate previo a la emisión de los dictámenes. "Con estas modificaciones propuestas (al proyecto oficial), quedó en claro que no somos una escribanía", defendió Patricia Fadel (FPV-Mendoza).

La oposición no tuvo piedad en sus críticas. "La iniciativa es sumamente mezquina y no le resuelve el problema a nadie", retrucó Francisco Ferro (UCR-Buenos Aires).

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas