Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Impuestos / Distintas políticas fiscales

Uruguay, país sin retenciones

Campo

Gonzalo Lucas, tributarista del Estado vecino, considera que el nivel de esos derechos en la Argentina castiga la producción

La presión tributaria del sector agropecuario en Uruguay es sensiblemente más baja que en la Argentina consideró Gonzalo Lucas, tributarista del país vecino.

Lucas, contador y socio del Departamento de Asesoramiento Impositivo y Legal de la consultora Tea Deloitte & Touche en Uruguay, viajó recientemente a la Argentina para reunirse con más de 50 productores locales que producen en el país vecino, en el marco de una jornada organizada por el semillero Don Mario.

En los últimos años, Uruguay se ha convertido en el destino de una gran cantidad de inversiones de productores argentinos, que vieron en la otra orilla del Río de la Plata una oportunidad para crecer en sus negocios.

El desembarco acompañó el crecimiento agrícola de ese país, que pasó de tener 15.000 hectáreas sembradas de soja a principios de 2000, hasta las más de 500.000 que planifican para la campaña venidera.

Hoy, los productores argentinos poseen al menos el 50 por ciento del área de soja que se hace en Uruguay y entre las principales ventajas que los llevaron a elegir ese destino, destacan su marco impositivo.

"En Uruguay no existen retenciones o detracciones a las exportaciones, sí existe una imposición sobre las ganancias. El impuesto al patrimonio (que en la Argentina sería ingresos brutos) está exonerado para casi todas las formas jurídicas, y el IVA tiene un régimen asimilado al de exportaciones ", detalló.

La imposición a las ganancias en Uruguay, a partir del 1/7/2007, es de un 25% y en el caso del giro de dividendos y utilidades hay una retención del 7%. Ese 25% más el 7% arroja como resultado una tasa de imposición efectiva sobre la renta en torno del 30,25 por ciento.

La reforma

El especialista explicó desde el 1° de julio del año pasado rige en Uruguay una reforma tributaria y que previo a ese cambio, la imposición a la renta del sector agropecuario era aún menor. "Los productores manifestaron su interés en mantener el régimen anterior, pero tácitamente lo aceptaron, teniendo en consideración la tributación de los productores de la región", aseguró.

En Uruguay, la posibilidad de exonerar o de tener determinados beneficios se orientan a generar una mayor producción. "Pero creo que el incentivo mayor es no agregar una carga tributaria que sea un ancla al dinamismo que ha tenido el sector en función de la evolución de los precios internacionales", dijo Lucas.

"En la Argentina, si bien el tema tiene muchas aristas y una carga ideológica importante, en mi opinión la presión tributaria del sector agropecuaria es sumamente elevada. Los niveles de detracciones actuales desalientan o castigan la producción, sobre todo la marginal", consideró.

"Prefiero -agregó- en caso de rentabilidades sectoriales extraordinarias, el incremento en las tasas de imposición a las ganancias."

El contador observa con "muchísima preocupación" la situación que enfrenta hoy a los productores agropecuarios y al Gobierno en la Argentina. "La radicalización en las posiciones no es un buen escenario para la Argentina. Y a Uruguay y al Mercosur no le sirve que la Argentina tenga problemas. Además, es difícil entender que con un contexto internacional tan favorable, no puedan encontrar caminos con un nivel de acuerdo razonable para toda la sociedad", finalizó. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYArgentina en defaultAmado BoudouPresupuesto 2015La reforma del Código Civil