Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

México hace recortes para no frenarse

Causa: en medio de la recuperación de la crisis, la caída de los precios del petróleo obliga a otra reducción del gasto público.

Viernes 10 de julio de 1998

MEXICO (EFE).- El presidente de México, Ernesto Zedillo, afirmó ayer que el tercer recorte al gasto público, junto con los dos anteriores que ha aplicado su gobierno, permiten mantener la recuperación y reducir los riesgos para el futuro de la economía del país.

El gobierno mexicano dispuso ayer un tercer ajuste en el año por la reducción de los ingresos del petróleo por unos 1088 millones de dólares, lo que obligó a recortar el gasto público en unos 611 millones de dólares.

Este ajuste en el gasto gubernamental se suma al anunciado en enero por 1900 millones de dólares y al de marzo por 1058 millones de dólares.

Por otro lado, para equilibrar los restantes 477 millones de dólares de la reducción calculada de los ingresos, el gobierno anunció el gasto de 111 millones de dólares de diversos fondos y fideicomisos.

El gobierno cubrirá parte de sus necesidades con 200 millones de dólares que se obtendrán por la venta de empresas y concesiones estatales, y finalmente otros por 166 millones de dólares que se obtuvieron por un aumento de la recaudación fiscal.

Choque externo

Zedillo dijo que este año la economía mexicana sufrió una perturbación externa, "un choque externo muy fuerte" por la caída del precio del petróleo, y debido a que estos ingresos aportaron en 1997 el 38% del presupuesto gubernamental.

"Sufrimos un gran choque, pero el gobierno reconoció desde el primer momento la gravedad de la situación y tomamos decisiones", indicó el presidente mexicano.

Te puede interesar