Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Autorizan en Italia un caso de eutanasia

Dejan de alimentar a una joven en coma

Jueves 10 de julio de 2008

ROMA.- Un tribunal de Milán autorizó ayer a que se deje de alimentar e hidratar a una mujer que lleva 16 años en estado vegetativo, dictamen que fue duramente criticado por el Vaticano y que reabrió el debate sobre la eutanasia en Italia.

El padre de Eluana Englaro, una mujer que tiene hoy 33 años y que en 1992 sufrió un accidente de tránsito que la dejó en coma irreversible, ha librado un larga batalla legal para conseguir la interrupción de la alimentación. La Audiencia Provincial de Milán decidió revisar el caso y ayer autorizó detener la hidratación y alimentación forzadas, ante "la extraordinaria duración de su estado vegetativo permanente".

El tribunal tuvo en cuenta también "la visión de la vida" de Englaro, "irreconciliable", señala, con la pérdida total e irreversible de las facultades psíquicas y con la supervivencia "sólo biológica de su cuerpo".

El padre de Eluana, Beppino Englaro, dijo que su hija será "finalmente libre de esa trampa de mecanismos médicos en los que ha estado atrapada 6019 días". Así, consideró que "ha ganado el Estado de Derecho" y que él seguirá el camino que le indicaron ayer los jueces, pero que este asunto "debe ser una decisión privada de la familia".

En octubre de 2007, el Tribunal Supremo mandó repetir el juicio sobre el caso Englano, y señaló que la interrupción de la alimentación se podía autorizar con dos circunstancias: probar que el estado vegetativo es irreversible y comprobar que Eluana, de haber podido elegir, habría preferido no seguir con el tratamiento.

La sentencia generó polémica y reabrió el debate sobre la eutanasia en Italia, al igual que sucedió en 2006 con Piergiogio Welby, enfermo de distrofia muscular a quien un médico le retiró la respiración asistida. Welby había recurrido durante años a la Justicia sin resultado.

Según el juez de la corte de Milán Amedeo Santosuoso, la decisión de sus colegas "no tiene nada que ver con la eutanasia, sino con el derecho de una paciente que no puede defenderse en primera persona".

El Vaticano calificó de "grave" la sentencia, mientras que el centro de bioética de la Universidad Católica de Roma señaló que lo decidido ayer implicará "una lenta agonía para Eluana, culpable sólo de estar aún viva".

El profesor Gianluigi Gigli, de la asociación Ciencia y Vida, señaló por Radio Vaticano que Eluana será "la Terry Schiavo de Italia", en referencia a una mujer que murió en 2005 en Estados Unidos después de haber estado 15 años en estado vegetativo, tras un fallo similar al de ayer. En el lado opuesto, la Asociación Luca Coscioni, a favor de la eutanasia, calificó la sentencia de una "decisión de sentido común". Por su parte, la senadora del Partido Democrático (izquierda) Vittoria Franco, dijo que "cubre con sabiduría un vacío legislativo".

Numerosas propuestas legislativas en favor de una muerte digna, aún cuando la persona esté inconsciente, han sido presentadas ante el Parlamento sin éxito, debido el firme rechazo de los católicos de todos los partidos.

Te puede interesar

Debido a la veda electoral estas notas estarán cerradas a comentarios hasta el domingo a las 18hs. Muchas gracias.