Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Batman vuela a la oscuridad

La presencia del fallecido Heath Ledger como el Guasón marca el regreso al cine, a partir del próximo jueves, del encapotado

SEGUIR
LA NACION
Domingo 13 de julio de 2008
0

A fines de enero último todos se preguntaban cómo iban a hacer los estudios Warner para encarar a partir de allí la campaña publicitaria de una superproducción de 180 millones de dólares en cuyo elenco aparecía, interpretando a un villano con historia, un consagrado actor que acababa de morir a los 28 años.

Hoy, a muy pocos días de iniciarse un estreno casi simultáneo en 40 países de la nueva aventura de Batman -que en la Argentina Warner anuncia para el próximo jueves, 24 horas antes que en Estados Unidos- todos hablan de El caballero de la noche con la mirada ya puesta en la próxima entrega de los premios Oscar.

Como si el destino quisiera también decir lo suyo en medio de un relato de ficción que sobrevuela varias cuestiones existenciales, la Academia de Hollywood anunciará las próximas nominaciones para el galardón más importante de la industria del cine el 22 de enero de 2009, exactamente un año después del fallecimiento del actor australiano Heath Ledger, a raíz de una sobredosis accidental de diez medicamentos distintos. Hoy son muchos los que creen con fundamentos que el nombre de Ledger no faltará entre los cinco candidatos a mejor actor de reparto por su personificación del Guasón en el film que estamos por conocer.

Foto: Warner

Semejante hecho no podía dejar de alterar las expectativas creadas alrededor de una producción cuyos costos (alrededor de 180 millones de dólares) y duración (dos horas y media) la ubican entre las más importantes de los últimos tiempos, probablemente la de mayor envergadura en las siete décadas de historia del Hombre Murciélago.

Después de varios análisis, estudios y consultas, Warner decidió conservar la figura del Guasón en pósters y avances. Según consigna el autorizado semanario Entertainment Weekly , también quedó de lado cualquier riesgo vinculado a la necesidad de rehacer alguna escena. "Nunca he rodado secuencias adicionales o algo parecido", dijo allí el realizador Christopher Nolan ( Memento, Noches blancas ), que incursiona por segunda vez en el mundo del encapotado, tres años después de proponer la reinvención del personaje en Batman inicia .

Espejo deformado

Lo que en definitiva parece imponerse es la sensación de que el Guasón de Ledger supera todo lo conocido hasta aquí y se propone como la antítesis perfecta del héroe, como si Batman se viese en un espejo deformado. La película, según se anticipa, propone un viaje de ribetes cada vez más oscuros y complejos hacia el alma del héroe de Ciudad Gótica. "Siempre tendrá un conflicto interno entre su lado altruista, que lo lleva a ponerse del lado de la ley, y un costado furioso, violento y hasta demoníaco", dijo hace unos días en una rueda de prensa realizada en Beverly Hills Christian Bale, que retoma el personaje encarnado por primera vez en Batman inicia .

El actor no tiene dudas: se siente orgulloso de un personaje con el que no estaba muy conectado antes de vestir su traje. Pero dice que Batman está abrumado por las preguntas: "No quiere seguir siendo Batman -explica-. Y sale en busca de alguien que pueda ocupar ese lugar, un héroe que tenga una cara visible, alguien que convierta a Batman en algo obsoleto" (ver recuadro).

En medio de ese conflicto, del que no puede escapar ningún superhéroe de nuestros días, Batman se encuentra con su enemigo íntimo. En la recordada y paródica serie de los años 60, Cesar Romero vestía al Guasón con aires pintorescos y colores fuertes, sin ir más allá de los contornos de un "bromista inofensivo", como señaló hace poco el especialista Shawn Adler, desde las páginas interactivas de Music Television (MTV). Ese perfil evolucionó en manos de Jack Nicholson, que transformó al Guasón en un showman que no dejaba de ser simpático, aún cuando en la primera película de Tim Burton (1989) se mostraba como un homicida hecho y derecho.

Aquí, en cambio, las cosas van mucho más allá y cualquier empatía entre el Guasón y el público desaparece de cuajo. "Heath y yo vimos las cosas del mismo modo desde el primer momento -señaló Nolan a fines de junio a la agencia noticiosa Reuters-. El personaje tenía que ser verdaderamente aterrador y mostrarse como expresión de un impulso anárquico, como devoto del caos y de la idea de desgarrar al mundo para ponerlo al servicio de su extraña forma de divertirse".

Bale dijo lo mismo después de haber visto por primera vez a Ledger vestido y maquillado con una máscara desteñida, colores descuidados y una sonrisa forzada por cicatrices autoinfligidas. "En esa primera secuencia compartida supe que Heath era un actor maravillosamente endiablado que había encontrado a pleno el tono que Chris buscaba. Nosotros no somos actores que revelan el disfrute de interpretar a personajes más o menos caricaturescos. Vamos hacia el personaje y nos quedamos con él y en él", señaló el actor galés.

Ni Bale ni el resto del elenco querían hablar de Ledger, pero las circunstancias llevaron a que El caballero de la noche terminara concentrándose en él. La película, en los títulos finales, está dedicada a su memoria. Todos dicen que se despidió a lo grande del cine y de la vida.

Detalles y cifras de un rodaje ambicioso

En dos versiones. Habrá 154 copias en el estreno de El caballero de la noche: 91 estarán dobladas al castellano y las restantes, subtituladas.

Inversión. Aunque no hay cifras oficiales, se estima que la película costó alrededor de 180 millones de dólares.

Aaron Eckhart obtuvo el papel de Harvey Dent, después de que se descartara sucesivamente a Matt Damon, Josh Lucas, Hugh Jackman, Ryan Philippe y Liev Schreiber.

Antecedente. Batman inicia (2005) costó 150 millones de dólares y recaudó en todo el mundo casi 372 millones.

Calificación. El film tiene algunas escenas de extrema violencia, desaconsejables para el público infantil. Fue calificada en la Argentina como sólo apta para mayores de 13 años.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas