Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El juego de las lágrimas verdaderas

Andrea Del Boca terminó su programa con la visita de su mamá y la elección de la madre ganadora del año

Sábado 19 de julio de 2008
0

Con dos emisiones en las que el derrame de lágrimas de emoción no tuvo nada que envidiarles a los episodios más plañideros de alguna de las muchas telenovelas que protagonizó, Andrea Del Boca se despidió de la pantalla con La mamá del año , el programa que condujo desde enero en Canal 13.

En la emisión de anteayer, el motivo que desató la emoción de Andrea fue la presencia de su madre, Ana María Del Boca, que aceptó presentarse en cámara como pocas veces lo hizo, para prestarse a una entrevista -algo que no había ocurrido nunca- que le hizo su propia hija. En ella contó que dejó su carrera de bailarina apenas se casó, porque decidió dedicarse a criar a sus hijos. "Es imposible ser la esposa de un hombre tan ocupado como era Nicolás [Del Boca] en ese entonces y poder criar bien a los hijos y dedicarse, además, a una carrera tan exigente como la de bailarina", explicó. También contó anécdotas de cómo la conquistó su marido, y que ella fue quien lo convenció para que dejara actuar a Andrea cuando era muy chiquita, cosa que el padre no quería aceptar de ninguna manera.

Cuando le mostraron escenas jugadas que protagonizó su hija en pantalla, como una imitación de una escena caliente de la película 9 semanas y media que hizo en el programa de Susana Giménez, la mamá confesó que no le molesta ver esas cosas. "Confío en el criterio que tiene Andrea para cuidar su imagen y no hacer cosas fuera de lugar que puedan perjudicarla", dijo.

Alegría en el estudio por la elección de Victoria como la mamá del año
Alegría en el estudio por la elección de Victoria como la mamá del año. Foto: Canal 13

Más tarde, cuando su hija le preguntó si le había fallado por ser madre soltera le contestó que para nada y contó que con el padre, cuando Andrea les fue con la noticia, ella le dijo: "Habrá gente a la que no le gustará que pase esto, seguramente. Pero en cuanto a tu papá y yo, lo que te podemos decir es que desde ahora tenemos la camiseta puesta para ayudarte en lo que sea que necesites".

En la emisión de ayer, la emoción vino por el lado de la elección de la madre ganadora del ciclo que se llevó de premio una casa prefabricada. Las postulantes eran seis mamás que habían ganado a razón de una por mes desde enero hasta junio. La elegida por las llamadas de la gente fue Victoria Moreira, una chica que dio a luz cuando tenía 15 años y que cría a su hijo trabajando de malabarista callejera.

Además de las lágrimas de alegría por este premio, durante el programa, la conductora derramó muchas más al despedirse de sus colaboradores, al presentar en cámaras a Anna, su hijita, y al conversar telefónicamente con Adrián Suar que llamó para felicitarla y decirle que la esperan en Pol-ka para empezar algún proyecto de ficción, que seguramente será el rumbo que retomará la actriz en el futuro cercano.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas