Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Tras la derogación de las retenciones móviles, el campo va por la segmentación

Luciano Miguens expresó la necesidad de encontrar una "posición superadora" tras la resolución del conflicto con el Gobierno y señaló la importancia de la diferenciación de los pequeños y medianos productores; además sostuvo que el agro busca nuevos "interlocutores"

Domingo 27 de julio de 2008 • 17:02
0

El fracaso del Gobierno en el Congreso y la limitación de las retenciones móviles, que retrotrajo la situación para las exportaciones de granos al 10 de marzo pasado, no conforma al campo que va por más. Ahora, el objetivo es la segmentación de los productores.

El presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Luciano Miguens, subrayó hoy la necesidad de encontrar una "posición superadora" tras la resolución del conflicto con el Gobierno y señaló la importancia de la segmentación para diferenciar a pequeños y medianos productores, reclamo histórico de la Federación Agraria, que encabeza Eduardo Buzzi. De esta manera, la Comisión de Enlace vuelve a ratificar su unidad.

"Es un momento en que se dan estas coincidencias de la solución del conflicto y de nueva gente en la Secretaría [de Agricultura]; el sector tiene que aprovechar este momento para recuperar esos cuatro o cinco meses que ha estado semiparalizado", dijo Miguens en diálogo con Télam.

"Sabemos que ahora hemos vuelto al régimen anterior, alícuota fija de 35 por ciento, pero no cabe duda que tenemos que encontrar posiciones superadoras. Hemos visto en el Congreso que realmente hay propuestas superadoras", señaló.

En ese sentido, explicó: "Vamos a aprovechar esta semana para empezar a trabajar", y señaló que "el martes seguramente habrá una reunión más formal, aunque durante toda la semana vamos a estar en contacto".

En tanto, dijo que es necesario encontrar los "interlocutores con los que podamos sentarnos en una mesa y encontrar soluciones que después lleguen al Ejecutivo y se puedan concretar", y afirmó que hay que retomar una "extensa agenda del sector", que incluye temas como la lechería, ganadería y economías regionales.

Asimismo, resaltó la importancia de "encontrar una posición que no saque rentabilidad al productor, tener en cuenta esa segmentación, porque los productores chicos son los que más lo necesitan".

Y siguió: "Hay un mejor ánimo en la gente, el conflicto acaba de terminar, el campo tiene que recuperarse de estos cuatro meses y buscar una salida para el campo y para el país".

Consejo del Salario. El Gobierno y el campo volverán a verse las caras mañana. Es que los integrantes de la Comisión de Enlace –Luciano Miguens (Sociedad Rural), Eduardo Buzzi (Federación Agraria), Mario Llambías (Confederaciones Rurales), y Carlos Garetto (Coninagro)– fueron convocados por el Ministerio de Trabajo para participar en la primera reunión del Consejo del Salario. Además, estarán presentes los representantes de gremios y asociaciones empresarias participarán mañana de la primera reunión del Consejo del Salario Mínimo, tras la convocatoria realizada por el gobierno la semana pasada.

Este debate, que deberá dar el Consejo del Salario, el Empleo y la Productividad es integrado por 32 miembros y que se reunirá en la sede del Ministerio de Trabajo, tiene lugar como una dinámica que pone en marcha tras haberse cerrado la gran mayoría de las paritarias.

La convocatoria al Consejo fue realizada el pasado martes tras el encuentro que mantuvo la presidenta Cristina Kirchner en Casa de Gobierno con los dirigentes de la CGT y de las cámaras empresarias.

Para mañana fueron convocados un total de 16 referentes gremiales y otros tantos empresarios, entre los cuales se cuenta a dirigentes de la Central de Trabajadores Argentinos (CTA) y también las entidades del campo que integran la Comisión de Enlace agropecuaria.

Las reuniones del Consejo del Salario comenzarán formalmente mañana a las 17 y de acuerdo a lo previsto por el Ministerio de Trabajo se llevará adelante la "rutina de discusión" que siempre tiene como premisa la búsqueda de consensos para lograr un ajuste rápido que permita estar en línea con la suba de precios.

Según trascendió, el piso del salario mínimo podría ser fijado en torno a los 1200 pesos, y este tendría como beneficiarios, según estimaciones oficiales, a un total de 250.000 trabajadores.

cerrar
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas