Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Messi irá a China tras recibir la autorización de la FIFA

La Pulga, con el aval de la máxima entidad del fútbol, confirmó que viajará a Pekín pese a la oposición del Barça; "si después el TAS dice que tengo que volver, volveré", dijo

Miércoles 30 de julio de 2008 • 19:33
0

ZURICH.- Cuando faltan ocho días para el debut de la Argentina ante Costa de Marfil, en Shanghai, Lionel Messi aseguró esta mañana que viajará a Pekín para participar de los Juegos Olímpicos, tras recibir el aval de la FIFA, pese a la oposición de Barcelona.

"Si la FIFA dice que tengo que ir, voy a ir sin esperar al TAS (Tribunal de Arbitraje Deportivo)", afirmó la Pulga, pocos minutos después de que la máxima entidad del fútbol ratificara públicamente la obligación de los clubes de ceder a los jugadores menores de 23 años para que participen de la cita olímpica.

Con este fallo, la máxima entidad del fútbol le propició un duro revés a Barcelona, que en principio no tendrá otra opción que liberar al delantero argentino para que integre el seleccionado de Sergio Batista.

Sin embargo, en la mañana de ayer, Joan Laporta, titular del club catalán, expresó: "Messi irá a la gira. La decisión de la FIFA no alterará nuestros planes. Respetamos a la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA, pero nosotros tenemos derecho a defender nuestros intereses ante el Tribunal de Arbitraje Deportivo. No tenemos ninguna duda de que la legalidad nos asiste".

"Si la FIFA dice que tengo que ir, voy a ir sin esperar al TAS, Messi "

El motivo que alega Messi para incorporarse inmediatamente a su selección es que si esperara al recurso, la decisión lo podría alejar de sus chances: "Si espero al TAS, es tarde para que me esperen mis compañeros y la selección". Pese a ello, Messi destacó que respetará la decisión si Barcelona consiguiera ganar el recurso. "Si llego allá y el TAS dice que tengo que volver, volveré", aseguró.

Esta mañana el juez único de la Comisión del Estatuto del Jugador de la FIFA, el tunecino Slim Aloulou, tomó la decisión de ratificar la obligatoriedad de los clubes a liberar a los jugadores menores de 23 años para el torneo olímpico de fútbol.

El juez tunecino desestimó el argumento de las autoridades del Barcelona de que los Juegos Olímpicos coincide con competiciones de clubes como la Liga de Campeones. "El calendario internacional de partidos no tiene importancia alguna en el momento en que se establece si los clubes tienen la obligación de liberar a sus jugadores para el torneo olímpico de fútbol masculino", afirma en el comunicado Aloulou.

Otro de los argumentos esgrimidos por la FIFA para mantener la obligatoriedad de ceder jugadores menores de 23 años al torneo olímpico es que nunca se revocó esta normativa y que los clubes desde 1988 siempre aceptaron liberar a sus futbolistas.

En este sentido, el comunicado recuerda que el Congreso de la FIFA de 1988 había resuelto que todos los jugadores menores de 23 años eran elegibles para el torneo olímpico de fútbol masculino.

El juez único también considera en su veredicto que los Juegos Olímpicos "representan una oportunidad única para los atletas de cualquier disciplina deportiva y que, por tanto, no podría justificarse que se impidiera a cualquier jugador menor de 23 años participar en ese acontecimiento en caso de que su equipo representativo se hubiese clasificado".

Además del Barcelona, también habían solicitado a la FIFA no ceder jugadores los clubes alemanes Schalke 04 (Rafinha) y Werder Bremen (Diego).

El comunicado de la FIFA

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas