Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Otra vez agreden a un alumno y exhiben el video en Internet

Ocurrió en una escuela en Mendoza; el padre del chico hizo la denuncia judicial

Martes 05 de agosto de 2008
0

MENDOZA.- La agresión a un estudiante dentro del aula, que fue grabada en video y exhibida en Internet, motivó la airada queja del padre de la víctima, que presentó una denuncia a la justicia de menores, además de protestas ante directivos del colegio.

El padre del damnificado consiguió ayer por la tarde que el video fuera removido del sitio YouTube, pero aseguró que durante los días previos en que el video se mantuvo en el portal el adolescente y su familia sufrieron perjuicios por el tono de burla con que fue tratado.

Se trata de una modalidad de violencia escolar que se expande entre los adolescentes, como lo muestran hechos recientes en los que, incluso, los docentes han sido agredidos.

Eduardo Bulich, padre de la víctima, dijo a LA NACION que pidió a la División de Delitos Informáticos de la policía provincial que investigara si hay un adulto a quien responsabilizar por haber subido a YouTube la agresión de su hijo, de 15 años.

El hecho sucedió en la Escuela Técnica Pablo Nogués, de esta ciudad, donde el estudiante, que cursa el primer año del nivel polimodal, sufrió reiterados hostigamientos, bromas y golpes de sus compañeros. Pero lo que colmó la paciencia de los padres fue que se exhibiera públicamente la agresión a la que sometían al adolescente.

Con un teléfono celular, un compañero grabó breves segundos del momento en que otro joven le da un golpe en la cabeza cuando se encontraba sentado en su pupitre. La reacción del agredido fue pararse de su silla en posición defensiva, pero sin llegar a devolver el golpe.

Según el padre del alumno agredido, las autoridades educativas le habrían sugerido cambiar al adolescente de escuela como una posible solución, pero Bulich rechazó la sugerencia y exigió soluciones de fondo al problema de la creciente indisciplina en las aulas.

Disculpas e identificación

Bulich aseguró que ayer a la mañana los propios compañeros le pidieron disculpas a su hijo. No obstante, la directora de Orientación y Apoyo Psicopedagógico de la Dirección General de Escuelas, María Eugenia Carbonari, dijo a LA NACION que "el video no es prueba suficiente para acreditar que la agresión haya sido cometida por otros alumnos, porque no podemos identificar a quienes aparecen".

La funcionaria dijo que "nos hubiera gustado que los padres pidieran ayuda en la escuela antes de ir a los medios de comunicación" y ofreció al alumno la contención del equipo de psicopedagogas de la escuela por la eventualidad de que sufriera dificultades de adaptación en el curso.

El padre del estudiante dijo que "las autoridades del colegio minimizaron la agresión al decir que eran cosas de chicos, pero nuestro apellido aparece en medio de las burlas y se puede ver en todo el mundo por Internet. Eso me enfureció".

También cuestionó que le ofrecieran cambiar a su hijo de escuela en lugar de "resolver el problema de fondo, que es la conducta de los alumnos. No es el primer caso de violencia y burlas".

Bulich, que colaboró durante varios años en cooperadoras escolares, consideró que "la disciplina se está yendo de las manos" y recordó los casos de violencia registrados en perjuicio de docentes en varios establecimientos del país.

Insistió en que el sistema disciplinario no funciona y se quejó: "Las supervisoras no están presentes, son como fantasmas, y así desamparan a los alumnos y docentes. Aparecen sólo cuando los problemas salen en los medios de comunicación".

Estímulos de la sociedad

Consultada por LA NACION, la directora del Observatorio Argentino de Violencia en las Escuelas, Mara Brawer, condenó la exhibición en Internet de las agresiones en las aulas y atribuyó esta creciente modalidad a "la constante estimulación que hay en la sociedad de filmar y mostrarse en los medios de comunicación".

"Es una conducta que no sólo practican los chicos, sino también los adultos", dijo Brawer, que conduce el organismo creado por el Ministerio de Educación de la Nación.

"Como docentes, nos preocupa no sólo la transgresión. También, el afán de los chicos por exhibir las imágenes, que supera el pudor que el propio episodio tendría que provocar en ellos", dijo la funcionaria.

Consideró, además, que "toda transgresión debe ser sancionada. Pero la sanción debe ser educativa, parte de un proceso que incluya el diálogo y el conocimiento de las reglas de conducta".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Las más leídas