Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Nueva tecnología en la Capital

Más control sobre el aire y el ruido

Información general

El gobierno instalará 42 torres de monitoreo en los barrios

Dentro de tres semanas, el gobierno porteño activará un sistema permanente de monitoreo ambiental de aire y ruido en la ciudad que, aseguran las autoridades, contribuirá a ejecutar políticas para mejorar la calidad de vida de los habitantes del distrito.

Ayer se presentaron en el Parque Roca 42 Torres de Monitoreo Inteligente (TMI); se trata de equipos que miden la concentración de monóxido de carbono, ozono, benceno y de la humedad, entre otros factores del ambiente. Fueron instalados allí de manera provisional, ya que luego se colocarán en distintos puntos de la ciudad.

Esas torres de última generación miden la concentración de elementos tóxicos y la envían en tiempo real a una central de procesamiento de datos. Con esa información, la ciudad podrá contar con un mapeo permanente de la calidad del aire.

Además, a las dos estaciones de monitoreo de aire que ya tiene la ciudad, una en el parque Centenario y, la otra, en Catalinas Sur, se sumarán otras dos antes de fin de año, según indicaron autoridades porteñas. Una estará en el microcentro, en uno de los lugares de mayor concentración de partículas tóxicas, y sobre la otra aún no se definió su ubicación.

Funcionarios de la Agencia Ambiental de la ciudad afirmaron que los equipos serán calibrados en el Parque Roca. Esa tarea demandará unas tres semanas, y luego se instalarán en diferentes puntos de la ciudad.

Cuando todo el sistema esté en marcha y funcionando en red (se prevé para fines de este año), el gobierno podrá tener un mapa completo de la calidad ambiental de la ciudad.

Este equipamiento, que demandó a la ciudad una erogación de 2,5 millones de euros, servirá para determinar si en algunas zonas, por ejemplo, es atinado modificar el recorrido de líneas de colectivos por exceso de ruidos o de monóxido de carbono.

También proporcionará datos para evaluar los riesgos de la contaminación sobre la salud de la población y advertirá la presencia de situaciones de alerta, alarma o emergencia en las áreas de influencia de cada estación, entre otras utilidades.

Graciela Gerola, titular de la Agencia de Control Ambiental porteña, señaló que "un sistema de monitoreo equipado con esta tecnología podría ser de gran utilidad si se presentara una emergencia como la que se vivió en abril pasado, cuando la ciudad sufrió la invasión de la nube de humo originada por los incendios en la zona del Delta". .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico