Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Al fin, un psicólogo para los famosos

Gabriel Rolón inaugura programa y diván en América; la primera en animarse será Florencia de la V

Viernes 22 de agosto de 2008
0

Su nombre, Gabriel Rolón, lleva adosado el título de licenciado, como tantas veces, a lo largo de 15 años repetiría Alejandro Dolina en el aire de La venganza será terrible . Pero, últimamente, es más conocido como el psicólogo que derrama conjeturas a lo largo del programa conducido por Mariana Fabbiani, RSM, el resumen de los medios ; en Noche de diván , que comanda desde Radio Mitre y, junto a Elizabeth Vernaci, en la Rock & Pop. A partir de esta noche, por América, y para seguir sumando proyectos, se embarcará en el heroico desafío de adentrarse en la psique de los famosos. Los mismos que lloran, ríen y patalean desde los distintos espacios televisivos, ahora, se recostarán sobre el diván y se someterán a la sesión de una hora junto al psicólogo, que hará lo posible porque "se animen a ir hacia lugares a los cuales no llegarían en una entrevista periodística".

Su primera incursión en los medios como psicólogo surgió a partir de una charla con Elizabeth Vernaci en la cual se comentaba la anorexia. Cuando comenzó a hilvanar su teoría sobre esa enfermedad, la conductora le preguntó si podía reproducirla en la radio. Allí, en Puerta marcada, que se transmitía por FM Horizonte, nació la figura de Rolón como psicólogo mediático.

Los primeros en pasar por el diván televisivo en su flamante proyecto serán Florencia de la V, en el debut, y Jorge Rial, en la segunda entrega.

"Sin indicaciones clínicas", aclara Rolón, sobre las mediáticas sesiones
"Sin indicaciones clínicas", aclara Rolón, sobre las mediáticas sesiones.

"Sin indicaciones clínicas", aclara Rolón sobre la terapia que prodigará a los famosos. "La idea de Terapia (única sesión) es jugar a que se trata de una sesión porque, por un problema de ética, no analizaría a una persona en televisión. Como psicólogo, tengo una mirada diferente a la de un periodista. No tengo intenciones de poner en un aprieto al invitado, ni de arrinconarlo para sacarle alguna información. Me gustaría que esté relajado para indagar en lo humano, lo emocional, lo afectivo", detalla, con el susurro de voz tan característico de los que comparten su oficio.

"Las ganas de mirar y el espíritu voyeurista los tenemos todos. El tema es qué querés mostrar. Si querés mostrar a una persona cocinando en calzoncillos o cómo una persona ha podido salir de una historia difícil para resurgir y forjarse un destino diferente. Yo prefiero lo segundo", distingue, mientras acomoda sus permanentes anteojos.

Hace 20 años, Rolón soñaba con hacer un programa como éste. "Los sueños se parecen al amor: suceden en el momento menos esperado. Lo cual no quiere decir que no haya que luchar por ellos. Si uno quiere enamorarse, se corta el pelo, se baña, se cambia...", filosofa el licenciado, acostumbrado a empalmar cualquier asunto cotidiano con las cuestiones más trascendentales del hombre. "Cada vez que opino, pongo la matrícula arriba de la mesa", dice Rolón, que atiende diariamente a sus pacientes no mediáticos.

"En el programa me gustaría quedarme en silencio por uno o dos minutos, aunque sea en TV, ¿por qué no? A veces el silencio muestra a alguien mejor que si lo llenás con palabras", analiza.

Para agendar

Terapia (única sesión), programa de entrevistas a distintas figuras de la televisión, conducido por Gabriel Rolón.

América, los viernes, a las 22.30.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas