Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Un consejo diplomático que irritó a la Presidenta

Lunes 01 de septiembre de 2008
0

No le salió bien al embajador en los Estados Unidos, Héctor Timerman, un bienintencionado ejercicio de "docencia diplomática". Días atrás, le envió una nota a la presidenta Cristina Kirchner en la que sugirió que había sido un error elogiar al candidato demócrata a la presidencia de Estados Unidos, Barack Obama, durante la conferencia de prensa que ofreció el 2 de agosto. En el texto, Timerman sostuvo que esas declaraciones podían ser interpretadas como que la Presidenta "se entrometió en la vida política interna" de otro país, revelaron fuentes oficialistas. Dicen que a la Presidenta no le gustó nada que su embajador le hubiera enmendado la plana y que, a partir de la recepción de la carta, le ha aplicado a Timerman el ya famoso "frío patagónico". En línea con ese suceso, sostienen otras fuentes, ningún representante del kirchnerismo participó de la convención demócrata que proclamó a Obama.

Todo mal con Redrado

Otro funcionario con el que la Presidenta está más que enojada es con el jefe del Banco Central, Martín Redrado. La fastidiaron sus recientes declaraciones sobre la necesidad de controlar la inflación (palabra prohibida en el diccionario kirchnerista), pero sobre todo se sintió más que molesta con supuestos movimientos de Redrado contra el ministro de Economía, Carlos Fernández. Cerca del despacho presidencial, maquinan que las versiones sobre un recambio en el Palacio de Hacienda y sobre un inminente plan para reabrir el canje de la deuda privada salieron del Banco Central. En el momento de mayor malestar, Cristina Kirchner llegó a pedirle al jefe de Gabinete, Sergio Massa, que le transmitiera su disgusto a Redrado (que es un funcionario con autonomía del Poder Ejecutivo). Iban a reunirse anteayer, pero al final la charla quedó para otra ocasión.

Telerman, místico

Muy atareado pero de excelente ánimo se lo vio al ex jefe del gobierno porteño Jorge Telerman, el viernes por la noche, en La Trastienda, escenario de la movida de rock & pop porteña. Además de supervisar que todo estuviera en orden -es uno de los dueños- y de vuelta de unas vacaciones místicas en Machu Picchu, Telerman se mostró contento por el encuentro que había sostenido ese mismo día con el gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli. Ya coquetea con una eventual alianza. "Hablamos del tema de la basura, que necesita de mucha interacción entre los gobiernos de la Capital y la provincia", explicó a los comensales, sin hablar demasiado de política, pero como si estuviera de nuevo en el sillón que hoy ocupa Mauricio Macri.

Interés de Shannon

Según lo que trascendió en los últimos días, la entrevista de la presidenta Cristina Kirchner con el subsecretario para las Américas del Departamento de Estado de los Estados Unidos, Tomas Shannon, habría evitado los problemas más inquietantes de la agenda de la Argentina con ese país: el caso del "valijero" Guido Alejandro Antonini Wilson o el Club de París. En cambio, la señora de Kirchner se mostró muy precisa en la información sobre su viaje a Nueva York, la tercera semana de este mes, para asistir a la Asamblea General de la ONU: visitará la Universidad de Nueva York y asistirá a una rueda del Nasdaq, la bolsa de comercio electrónica de los EE.UU. Como siempre, hablará en el Council of the Americas bajo la hospitalaria mirada de su presidenta, Susan Segal.

A Shannon le interesó otra cosa de la charla. Conseguir que la Presidenta tenga una evaluación más equilibrada de la crisis boliviana, es decir que reconozca la legitimidad que asiste a los gobernadores enemistados con Evo Morales. Al parecer, regresó a Washington con la sensación de haberlo logrado.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas