Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

Escalada armamentista del fundamentalismo islámico

Irán aumenta su poderío bélico

El Mundo

Probaron con éxito un misil de mediano alcance, que puede alterar el equilibrio político y militar en Medio Oriente

WASHINGTON (The New York Times).- Irán realizó anteayer una exitosa prueba con un misil de mediano alcance, según reveló un alto funcionario del gobierno norteamericano.

"El arma, que tiene un alcance de 1300 kilómetros, puede llegar a hacer impacto en Israel y en Arabia Saudita y alterar el equilibrio político y militar en Medio Oriente", advirtió el funcionario, que prefirió ocultar su identidad.

"Esa arma permitirá a Irán atacar todo el territorio de Israel y de Arabia Saudita, a gran parte de Turquía y a una pequeña parte de Rusia", agregó.

Otros funcionarios indicaron que un satélite de espionaje norteamericano detectó la prueba el miércoles por la mañana y que los especialistas de los servicios de inteligencia todavía se hallan analizando los datos sobre el lanzamiento del misil, que Irán le compró a Corea del Norte, según manifestaron.

Los funcionarios están seguros de que Irán probó con éxito el misil de mediano alcance, pero no pudieron suministrar inmediatamente información acerca del lugar del lanzamiento ni del área en la que hizo impacto. Sólo expresaron que tanto el lanzamiento como el impacto se registraron en territorio iraní.

Temores

Un ex funcionario de los servicios de inteligencia, familiarizado con el despliegue de esa clase de armamentos, señaló: "La principal reacción provendrá de Israel y debemos preocuparnos respecto de las acciones que emprenderán los israelíes, ya que éstos, evidentemente, consideran que Irán representa la principal amenaza que deben afrontar en Medio Oriente".

Israel es la única potencia nuclear de la región y se cree que sus misiles pueden hacer impacto en cualquier nación de Medio Oriente.

Irán está tratando de desarrollar una ojiva nuclear, pero se cree que faltan muchos años para que pueda construir y poner en fase de prueba una arma de esa naturaleza. Sin embargo, los Estados Unidos no tienen plena seguridad respecto del grado de desarrollo y de complejidad de los programas iraníes para fabricar armas de destrucción masiva.

Momento de cautela

La prueba del miércoles ocurrió en momentos en que tanto los Estados Unidos como Irán realizan cautelosos movimientos para mejorar sus relaciones después de un largo período de frialdad.

El mes último, la secretaria de Estado norteamericano, Madelaine Albright, elogió al presidente iraní, Mohammad Khatami, un moderado que asumió el cargo el año último y que debió afrontar una considerable resistencia tanto de parte de sectores religiosos como de otros grupos conservadores.

Pero la señora Albright, en un discurso en el que expuso algunas medidas para mejorar las relaciones, también exhortó a Irán a demostrar que no tiene intenciones de desarrollar armas de destrucción masiva.

"El ensayo iraní muestra al mundo lo que Irán es capaz de hacer, pero no cuáles son sus intenciones -explicaron los funcionarios-. Se trata de una demostración de la evidente necesidad de Irán de contar con la capacidad necesaria para amenazar objetivos más allá del área próxima al Golfo Pérsico. Queda claro ahora que los iraníes tienen el compromiso político de desarrollar esa capacidad. La prueba seguramente no tomó por sorpresa a los israelíes, porque éstos siempre siguieron de cerca los movimientos de Irán relacionados con el programa de misiles. Y saben, como también lo sabemos los norteamericanos, que la capacidad para lanzar un misil a modo experimental y la capacidad para desarrollar, fabricar y desplegar una batería de misiles en gran escala son dos cosas totalmente distintas".

"Podrían pasar años -dijo- antes de que Irán logre contar con esta segunda capacidad y los norteamericanos debemos hacer todo lo que esté a nuestro alcance para retardar ese proceso".

Tanto los actuales funcionarios de inteligencia norteamericanos como otros que pertenecieron al servicio afirmaron que el misil de prueba fue fabricado en Corea del Norte, país cuyo régimen, ávido de fondos, se comprometió a seguir vendiendo armas a cualquier nación que pueda pagarlas con divisas fuertes.

Cuestión de dinero

La agencia oficial de noticias norcoreana emitió una declaración el mes último, en la que expresó que "nuestra exportación de misiles tiene como objetivo obtener las divisas extranjeras que tanto necesitamos actualmente".

Los funcionarios de los servicios de inteligencia norteamericanos sostuvieron que muchos millones de dólares que Irán pagó a Corea del Norte son destinados a reactivar la producción de nuevos misiles en lugar de ser invertidos en programas sociales.

Hace mucho tiempo que Irán pretendía lanzar un misil de mediano alcance,y para ello compró tecnología no sólo a Corea del Norte sino también a Rusia y a China.

Un alto funcionario del gobierno norteamericano subrayó que el objetivo primordial de Teherán no es atacar a sus enemigos, sino ser percibido como una fuerza militar y política para tener en cuenta en Medio Oriente. .

(Traducción de Luis Hugo Pressenda)
TEMAS DE HOYMurió Horacio FerrerEl caso Mariano BeneditElecciones 2015El caso de Lázaro Báez