Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

El gobierno de Evo Morales y la oposición acordaron buscar el diálogo

Tras una extensa reunión coincidieron en la necesidad de pacificar el país; mañana continuarán los encuentros

Sábado 13 de septiembre de 2008 • 10:34
0

LA PAZ.- El gobierno boliviano y el prefecto del departamento de Tarija, Mario Cossío -en representación de 5 regiones rebeldes- acordaron esta madrugada crear condiciones para instalar el diálogo y cesar la violencia política que se ha cobrado hasta hora al menos ocho muertos y cien heridos.

"Hemos coincidido en la necesidad de la pacificación del país y en poner fin a la violencia", declaró Cossío a la prensa luego de casi siete horas de reunión con el poder Ejecutivo en la casa de gobierno de La Paz.

La reunión ingresó en un receso hasta mañana "para consultar con las regiones" sobre las bases de un eventual diálogo que incluya además a los prefectos de Santa Cruz, Beni, Pando y Chuquisaca, añadió.

"Hemos cumplido el primer objetivo que era instalar la apertura de lo que ojalá se convierta en un proceso sostenido de diálogo, en un pacto nacional que nos permita solucionar los problemas en un escenario de reconciliación nacional", dijo Cossío a la prensa.

El viceministro de Descentralización, Fabián Yacsik, corroboró que en la cita "se encontraron coincidencias".

"Se ha conversado sobre criterios de lo que es el financiamiento de la renta Dignidad, el IDH [impuesto a los hidrocarburos], así como la nueva Constitución, el tema de las autonomías y estatutos autonómicos", agregó.

Protestas. Las autoridades regionales y líderes civiles de los cinco distritos promueven protestas -como cortes de rutas, tomas y saqueos de oficinas públicas y aeropuertos, lo que también ha provocado choques con grupos campesinos- en demanda de la restitución a las regiones de los fondos del IDH.

También protestan en demanda de la aplicación de autonomías y en oposición a una nueva Carta Magna de corte estatista que el gobierno quiere hacer aprobar en referendo.

La reunión se celebró con un estado de sitio en la región de Pando como telón de fondo donde, según el gobierno, grupos de derecha, apoyados por sicarios brasileños, desataron la violencia con la muerte de al menos ocho campesinos baleados a mansalva.

Diversas fuentes extraoficiales reportan hasta quince muertos a consecuencia de ese disturbio.

También en Pando, ayer por la tarde se produjo un tiroteo entre militares y opositores en el aeropuerto de la capital departamental, Cobija, en el que al menos una persona habría fallecido.

Ante estos hechos, el prefecto opositor de Pando, Leopoldo Fernández, anunció que no formará parte del proceso de diálogo iniciado ayer.

Al respecto, el prefecto Cossío expresó su deseo de que la situación de Pando no sea un obstáculo y forme parte de los temas a trabajar con el Gobierno de Morales.

En esta nota:
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas