Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Entrelíneas

El sol del 25 viene asomando...

Espectáculos

En Villa Urquiza, lejos del centro, el Teatro 25 de Mayo se prepara para liderar la vanguardia cultural de Buenos Aires

Lo rescató Aníbal Ibarra, lo remodeló Jorge Telerman, lo renauguró Mauricio Macri y el mentor de su salvamento (Gustavo López) ahora es subsecretario general del gobierno de Cristina Kirchner.

Cuando la política funciona en una misma dirección, sin distinción de banderías políticas y sin canibalizarse estúpidamente entre partidarios de distintas extracciones, se consiguen resultados sorprendentes.

Antítesis perfecta de la lastimosa degradación del Teatro Colón en el transcurso de los años, que implica un gastadero interminable de dinerales aún en curso y con varios serios interrogantes todavía por despejar, por el contrario, el Teatro 25 de Mayo, la joya más preciada de Villa Urquiza, es tal vez el mejor ejemplo de los buenos resultados que son capaces de lograr las políticas de Estado cuando tienen continuidad y, sin mezquindades, llevan adelante coherentemente muy legítimas demandas de la civilidad.

La sala, que abrió sus puertas en 1929, y que cobijó en su escenario a Carlos Gardel, Olinda Bozán, Agustín Magaldi y, entre muchos otros, a las principales orquestas típicas de mediados del siglo pasado, fue primero exponente de los ambiciosos planes que supo tener esta ciudad para todos sus habitantes (un desarrollo potente y parejo de distintos barrios, no sólo del centro y de su cotizada zona norte), y después de su gran deterioro y depredación (tras terminar como mero cine, cerró sus puertas durante 22 años, en los 80).

En diciembre de 2003, mediante el decreto 3089, el estado porteño dio un paso al frente, salió en su rescate y se lo quedó por 5,2 millones de pesos. Las obras de restauración y remodelación (la sala principal cuenta con 646 localidades, tiene un gran salón oval para otras 150 personas y nuevas salas de ensayo y aulas en sus pisos superiores) comenzaron en diciembre de 2005, nunca se detuvieron ni cambiaron de mano, como ahora sucede en el Teatro Colón. Se gastaron en ellas 16,6 millones de pesos y en abril último el 25 de Mayo reabrió sus puertas con la inauguración del Bafici, el festival de cine porteño, con olor a nuevo, pero con su identidad original intacta.

* * *

El Teatro 25 de Mayo es atípico por donde se lo mire: no forma parte del Complejo Teatral Buenos Aires, que concentra el funcionamiento del resto de las salas oficiales de la ciudad; es el que queda más a trasmano especialmente para aquellos que sólo acostumbran transitar por espectáculos del Centro; tiene apenas 25 empleados y su presupuesto anual asciende a un millón y medio de pesos. Más: una de las vecinas que firmaba petitorios que clamaban por la salvación del 25 de Mayo cuando su destino pendía de un hilo, hoy es su directora general. Oriunda de Neuquén, Corina Cruciani vive desde hace veinte años en Urquiza, donde nacieron sus hijas. Luego de incursionar fugazmente por Ciencias Políticas, se dedicó a la intensa producción de grupos musicales de los más diversos (de los tropicales popularísimos a los más selectos de música electroacústica). Sumamente ecléctica, luego se zambulló de lleno en el teatro independiente y desde hace diez años lo transita junto a Rafael Spregelburd, con quien hizo Bizarra (un recordado éxito del Centro Cultural Rojas); lograron abrir mercados en el exterior para la nueva camada de realizadores teatrales argentinos e hicieron para el FIBA (el festival internacional de teatro de la ciudad) La paranoia , que ya lleva casi 50 funciones dominicales en el 25 de Mayo y que pronto emprenderá una gira por España.

* * *

¿De qué va el 25 de Mayo? Por un lado quiere amalgamar vanguardias (se ufana de ser la sala tecnológicamente mejor equipada de la ciudad y presenta espectáculos que usan al máximo esas facilidades, como lo acaba de hacer la compañía chilena Teatro Cinema, con Sin sangre , un asombroso espectáculo que combina cine y teatro), con tradición barrial (hay milonga tanguera los miércoles y todo acto importante para Villa Urquiza va a parar, lógicamente, a su sala principal). Hay ciclos de cine, cantidad de actividades gratuitas o a precios muy accesibles, es sede del Ensamble Buenos Airtes Moderna (una nueva orquesta sinfónica que tiene miembros de hasta 16 años); ya pasaron por su escenario el Nuevo Trío Argentino, El Arranque y la Academia Bach y el 30 de este mes será la gran première mundial de la copia completa, encontrada en Buenos Aires, de Metrópolis , de Fritz Lang, que musicalizará en vivo Ernesto Jodos y su trío.

Así como en distintas épocas lideraron la avanzada cultural el Instituto Di Tella y los centros culturales Recoleta y Rojas, el CCCT 25 de Mayo (siglas que corresponden a "Complejo Cultural Cine Teatro") se ilusiona no sólo con ganar la delantera en la materia en estos inestables y embrutecidos años iniciales del siglo XXI, sino con servir, al mismo tiempo, como aglutinante social y cultural de la zona en la que se encuentra.

Mientras cierra vitales acuerdos de intercambio con el Piccolo Teatro de Milano, el lunes de la semana próxima el 25 de Mayo se convertirá en el primer teatro sudamericano en recibir en vivo, vía satélite, y en alta definición, la temporada 2008/9 del Metropolitan Opera House. Serán once funciones registradas con 32 cámaras dirigidas casi cinematográficamente, que comenzará con la gran gala de estreno donde la soprano Renée Fleming interpretará, junto con el tenor Ramón Vargas y los barítonos Thomas Hampson y Dwayne Croft, escenas de La Traviata , de Giuseppe Verdi; Manon , de Jules Massenet, y Capriccio , de Richard Strauss.

De esta manera, el 25 de Mayo hará honor a su merecido apodo de "Petit Colón", al proponer un mágico viaje sin escala desde el Met, de Nueva York, a Triunvirato al 4400, donde ahora late más fuerte el corazón de Villa Urquiza. Y una última muy buena noticia: Martha Argerich está buscando en Europa un buen piano de cola Steinway para el 25 de Mayo. Las sorpresas seguirán .

psirven@lanacion.com.ar
TEMAS DE HOYCristina KirchnerGildo InsfránElecciones 2015Copa SudamericanaLey de abastecimiento