Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Relación conflictiva: el intento por reabrir el diálogo con la Santa Sede

"Voy a representar al país, no a un sector de la Iglesia"

Política

Juan Pablo Cafiero habló de su eventual destino en el Vaticano

Luego de una jornada de silencio, y con el estilo moderado y prudente que lo caracteriza, el ex ministro Juan Pablo Cafiero confirmó ayer que la presidenta Cristina Kirchner le ofreció ser el próximo embajador en el Vaticano y se mostró "conmovido" por la propuesta, que busca relanzar el maltrecho vínculo entre la Iglesia y el Gobierno.

En diálogo con las radiosLa Red y Diez, reproducidos por la agencia de noticias DyN, el dirigente peronista y actual asesor del mandatario bonaerense Daniel Scioli elogió al gobierno nacional y afirmó que trabajará "para representar a la Argentina" si es que la Santa Sede aprueba la propuesta del Gobierno.

"Yo no trabajo para un ala, sino para el país, represento a la Argentina, no a un sector de la Iglesia", subrayó Cafiero, cuando le recordaron su presunta afinidad con el sector "progresista" de la Iglesia Católica.

Luego, añadió: "Es un desafío muy grande y creo que con el apoyo del Gobierno voy a poder desempeñar bien la función, en el caso de que sea aceptado". De su diálogo con la Presidenta, Cafiero sostuvo que recibió la indicación de "trabajar en función de una idea de distribución de la riqueza y de la opción preferencial por los pobres".

Destacó: "Durante décadas ningún gobierno se había ocupado de la distribución de la riqueza y de la opción preferencial por los pobres como éste", y que su misión "está vinculada con la justicia social, en base a un pensamiento humanista y cristiano".

Emoción

"Estoy conmovido por la situación y que el gobierno de la presidenta Fernández haya confiado en mí, para mí es muy importante", resaltó el hijo del histórico dirigente peronista Antonio Cafiero. Casado y con cuatro hijos, Cafiero fue elegido para ser embajador en la Santa Sede, luego de que el Vaticano le negara el plácet a Alberto Iribarne por su condición de divorciado.

El ex ministro de Desarrollo Social de la Alianza y, más tarde, del gabinete del ex gobernador bonaerense Felipe Solá, dejó en claro que su intención será lograr un consenso amplio en relación con su eventual futura función.

"En la Argentina, existe la libertad de creencia, es un país en el que si bien hay una inmensa mayoría católica, la libertad de creencia que nace con el hombre que le permite creer o no creer y que le otorga esa libertad es una garantía de la Constitución Nacional, un derecho humano fundamental y básico que debe respetarse", resaltó.

Luego de reconocer que recibió una orden presidencial de guardar silencio hasta que su nombramiento se efectivice, Cafiero sostuvo que con su nombramiento se enfrenta a una "decisión difícil", al referirse particularmente a sus "cuatro nietos muy chiquitos" a los que está viendo crecer.

Diplomático, dijo tener "cariño" por Iribarne, aunque en la década del 90 estuvieron en veredas opuestas. Mientras el primer postulante del Gobierno fue viceministro del Interior de Carlos Menem, Cafiero se iba del PJ y pasaba a integrar el Grupo de los 8, los diputados rebeldes que se fueron del bloque oficialista, disconforme por la política de derechos humanos del dirigente riojano. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYCopa SudamericanaEl caso de Lázaro BáezCristina KirchnerElecciones 2015Superclásico