Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El juicio en Miami por el escándalo por la valija

Antonini aseguró que había otros US$ 4.200.000 y que en Casa Rosada, Uberti le ofreció "lo que quisiera"

Política

Como adelantó LA NACION , el empresario venezolano indicó que la valija con los US$ 800.000 no era suya sino de Uberti y sostuvo que Uzcátegui le preguntó dónde había quedado el otro equipaje con ese dinero; además declaró que estuvo con De Vido en Casa de Gobierno

MIAMI.- Con fuertes denuncias contra funcionarios del Gobierno, Guido Alejandro Antonini Wilson se presentó hoy en el tribunal federal de Miami y confirmó que en el avión había otra valija con 4.200.000 dólares.

En el juicio abierto que se sigue en esta ciudad por las tareas de encubrimiento de la valija con US$ 800.000 que intentó ingresar al país en agosto del año pasado, el empresario venezolano confirmó el adelanto de LA NACION sobre que en ese vuelo había otra maleta con 4.200.000 dólares, aseguró que la valija no era suya, sino que pertenecía a Claudio Uberti, en ese entonces titular del Occovi.

Entre los puntos más importantes de su exposición, que duró dos horas, Antonini Wilson destacó que a los dos días de que sucediera el escándalo de la valija en el Aeroparque metropolitano, estuvo en la Casa Rosada con el ministro de Planificación, Julio De Vido, y con Uberti. Según relató el valijero, Uberti le ofreció "lo que quisiera de la Argentina" y lo agradeció lo que describió como "un gran favor para él y para el país".

Esto confirma otra revelación de LA NACION , de que es que estuvo en Casa de Gobierno y que se encontró con De Vido ahí y que se saludaron. En su relato, Antonini nada dijo del destino del dinero.

El venezolano, sobre el que pesa u pedido de extradición de la justicia argentina, también describió que en la madrugada en la que intentó ingresar al país con casi 800.000 dólares, "llegó una señora de la Aduana o de Policía de Seguridad Aeronáutica, que había sido enviada para calmar todo y solucionar todo; tapar todo".

Además señaló que el hombre que llevó el dinero al avión era Rafael Reiter -según pudo confirmar LA NACION su nombre entero es Rafael Ernesto Reiter-, encargado del área de seguridad de Pdvsa.

El empresario venezolano reveló también que cuando se generó el problema por el decomiso de los 800.000 dólares se reunió en un hotel de Buenos Aires con el vicepresidente de Pdvsa en Argentina, Diego Uzcátegui, quien le preguntó dónde estaban otros 4,2 millones. "El dinero había salido de Pdvsa, no era mío", declaró Antonini.

"La noche del domingo (dos días después del decomiso) fui a ver a Diego Uzcátegui a su hotel. Le pregunté por qué había quedado yo metido en medio de esto, y me respondió: ´¿Donde está el resto del dinero?´. Yo le dije: ¿De qué me hablas?. Y me dijo: ´Había otra maleta con 4,2 millones´", relató el testigo.

Por otra parte, tal como revela El Nuevo Herald , el testigo dijo también que tanto Franklin Durán como Carlos Kauffman le ofrecieron en Miami el avión de su propiedad para que se "ocultara" en Israel o España, mientras se desvanecía la tormenta del escándalo.

Acompañado por dos personas, entre ellas su abogado, el empresario venezolano fue a la Corte Federal de Miami para dar su versión en el juicio abierto por el caso de la valija de US$ 800.000 que intentó ingresar al país en agosto del año pasado.

En sus primeras palabras, el empresario nombró a Claudio Uberti, e indicó que el funcionario argentino fue quien lo invitó a subirse al polémico vuelo. Antonini mencionó que había sido invitado para conversar acerca de temas relacionados con la construcción de un gasoducto.

El fiscal federal Thomas Mulvihill había anunciado su intención de convocar cuanto antes a Antonini . SIn embargo, su presentación se había había postergado la semana pasada debido al duro interrogatorio sobrellevado por Moisés Maiónica por parte de la defensa del hasta ahora único acusado, Franklin Durán.

Antonini Wilson, con ciudadanía estadounidense y radicado en Miami, llegó a Buenos Aires el 4 de agosto de 2007 con la polémica valija en sus manos, pero el dinero no era suyo sino de la estatal Petróleos de Venezuela, según evidencias del juicio que se sigue en Miami.

El abogado se declaró culpable y comenzó a colaborar con la fiscalía estadounidense, que pidió su declaración en el juicio contra el venezolano Franklin Durán.

Además de Durán, son sometidos a juicio en Estados Unidos por ser presuntos agentes encubiertos los venezolanos Moisés Maiónica y Carlos Kauffman y el uruguayo Rodolfo Wanseele.

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División