Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
 
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La avanzada del interior

Llega a la Capital la mayor heladería del país

Economía

La cordobesa Grido abrirá diez sucursales este verano en Buenos Aires; también se instalará en la ciudad una cadena rosarina

Por   | LA NACION

 
 

La mayor cadena de heladerías de la Argentina se prepara para conquistar el mercado porteño. La empresa cordobesa Grido, que cuenta con más de 500 locales distribuidos en todo el país, con las únicas excepciones de la Patagonia Sur y Buenos Aires, ahora anunció su decisión de expandirse a la Capital Federal.

La firma ya había realizado el último verano una prueba piloto con la apertura de los primeros dos locales en Avellaneda y en el barrio de Flores, aunque su objetivo para la temporada que se está por iniciar es la inauguración de una decena de sucursales distribuidas en la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

"Estamos terminando de definir las ubicaciones, para que los barrios que finalmente sean los elegidos se ajusten a la propuesta de Grido, que apunta a un segmento medio, pero con un producto que también es accesible para los sectores de menores recursos", explicó Gustavo Peretto, encargado del área de franquicias de la firma cordobesa.

En la firma reconocen que entre las ubicaciones que están analizando figuran algunos barrios porteños como Belgrano o Palermo, aunque destacan que el foco de crecimiento en el área metropolitana estará puesto en el conurbano, en partidos como Hurlingham, Avellaneda o Tres de Febrero.

Grido comenzó a operar en 2000, aunque sus dueños, la familia Santiago, contaban con una larga trayectoria en la industria como proveedores de equipos para las heladerías. En la actualidad, la empresa es la mayor cadena de heladerías del país, con 510 locales en operaciones, que en su gran mayoría fueron abiertos mediante el sistema de franquicias. El objetivo de la empresa para esta temporada es superar los 600 puntos de venta, apuntando a consolidar su presencia en las provincias donde ya opera (todas, menos Santa Cruz y Tierra del Fuego).

Una de las claves que explica la expansión de Grido es la accesibilidad del producto. Si bien la cadena no se posiciona en las plazas donde opera como la propuesta más económica, también tiene en claro que su objetivo no es salir a pelearles clientes a Freddo o a Persicco, dos marcas de alto precio.

"En Buenos Aires vamos a trabajar con el kilo a 20 pesos, apenas un poco más alto que el precio que manejamos para el interior del país, que en promedio este verano será de 18 pesos", explican en la firma.

La capital del helado

La llegada de Grido será paralela a la de otra cadena de heladerías del interior, la rosarina Smart, que ya inauguró un primer local en el barrio de Villa Crespo y ahora avanza con un plan de expansión. En su caso, la intención es crecer en la Capital, apuntando tanto a los locales propios como al sistema de franquicias.

Smart nació en 1972 y en la actualidad cuenta con una docena de sucursales propias, incluyendo la de Villa Crespo.

En la firma confían en que el certificado de origen rosarino les jugará a favor, teniendo en cuenta que la ciudad santafecina es reconocida como la capital argentina del helado artesanal.

La expansión del negocio en Rosario llegó hasta el punto de que la ciudad cuenta con una calle, la avenida Pellegrini, que a lo largo de unas pocas cuadras alberga una decena de locales de venta de helados: Lido, Yomo, Esther, La Montevideana, Panda, Cumbre Nevada, Bajo Cero, La Uruguaya, Marbet y la propia Smart.

El crecimiento de cadenas del interior como Grido o Smart se inscribe en un proceso de expansión del negocio del helado en la Argentina, con ventas que crecen a tasas de dos dígitos, impulsado por la reactivación económica y la recuperación de los sectores más postergados de la sociedad. .

REDES SOCIALES
 

TEMAS DE HOYYPF estatalInseguridadElecciones 2015Cristina Kirchner