Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

Responsabilidad Social Empresaria

Cuánto le cuesta la RSE a la empresa

Empleos

Antes de implementar estrategias conviene definir qué modelo se va a aplicar

Muchos directivos de empresas se hacen la siguiente pregunta: suponiendo que la Responsabilidad Social Empresaria es algo bueno, deseable o al menos, inevitable, ¿cuánto realmente me costará la RSE?

La respuesta, un tanto desconcertante, es: "depende". ¿Depende de qué? Del concepto que nosotros tengamos acerca de la RSE. Como bien sabemos, pueden transcurrir algunos años hasta que la gente se ponga de acuerdo acerca de lo que significa alguna idea nueva. Esto quiere decir que hoy mismo hay quien entiende a la RSE como Filantropía Corporativa (hacer donaciones, contribuciones a la comunidad) y hay quien ve a la RSE como un modelo de gestión que integra aspectos sociales y ambientales de modo amplio (por ejemplo, buen trato laboral, respeto al cliente y al proveedor, producción limpia). De este modo, la segunda visión, más amplia, incluiría a la versión más restringida de la RSE.

En definitiva, si planteamos la idea de que la RSE es hacer negocios responsablemente, de un modo integrado a la cultura de la empresa, esto implicará que habrá muchos costos vinculables a la RSE esparcidos a lo largo del estado de resultados de la compañía. Habría, por ejemplo, erogaciones vinculadas a RSE en:

  • Costos de mercaderías: si estoy usando insumos más caros que sean "verdes".
  • Costos laborales: todo tipo de beneficios que se otorguen al personal. Por supuesto, dando por sentado que los sueldos ya son adecuados.
  • Costos de oficinas o áreas dedicadas específicamente a cuestiones de RSE.
  • Costos de implementación y mantenimiento de sistemas de gestión ambiental.
  • Costos de certificaciones, capacitación y entrenamiento para RSE.

Como vemos, habría que "poner la lupa" en la información contable para ver dónde están los gastos de RSE. No hay que pensar entonces que la RSE implica gastos concentrados en una sola área, sino más bien una multiplicidad de impactos en todo el estado de resultados.

Para ser justos, podríamos hacernos la pregunta complementaria: ¿cuánto gano con la RSE? Naturalmente, la respuesta es bastante más difícil; sin embargo, hay algunos posibles ingresos por la RSE que se pueden considerar:

  • Más ventas (supuestamente clientes que prefieren a esa empresa y le compran más).
  • Mejores precios (quizá los clientes que están dispuestos a pagar algo más por productos de esa empresa).
  • Menores gastos por tener implementada RSE (quizá se eviten multas o sanciones).

Como se puede apreciar en estos casos, se trata de estimaciones difíciles: qué parte de las mayores ventas o mejores precios puede atribuirse a la gestión de RSE, qué gastos tendríamos si no se hubiera implementado la RSE.

De este modo, tanto gastos como ingresos vinculados a la RSE estarán diseminados en todo el estado de resultado, siendo difícil determinar cuáles gastos e ingresos no hubieran existido si no se hubiera implementado la RSE en la empresa. Es que, como sucede con muchas iniciativas en la empresa, los costos son más fáciles de calcular (aunque, como hemos visto en este caso, pueden estar diseminados por toda la compañía), en tanto que los ingresos relacionados son de más difícil estimación. De todos modos, esta dificultad en la estimación no implica que estos ingresos no puedan ser importantes.

Finalmente, el caso sería muy distinto si considerásemos a la RSE meramente como un sinónimo de Filantropía corporativa. Ahí claramente la compañía tendría un presupuesto asignado para donaciones y gastos similares, con lo que la identificación de esa supuesta RSE sería inmediata (quizás habría una cuenta de gastos denominada "Gastos de RSE" dentro del estado de resultados). Lógicamente, en este caso también tendríamos la misma dificultad en identificar los resultados positivos relacionados con la RSE.

En conclusión, preguntarnos cuánto cuesta la RSE es una pregunta demasiado vaga. Es como si nos preguntáramos cuánto cuesta comer. La respuesta dependerá obviamente del "menú" que elijamos (esto es, qué concepto de RSE estamos considerando). Lógicamente, de nuestra elección de "menú" dependerán también los resultados: habrá mayores o menores ingresos. Más allá de la dificultad de medir esos ingresos, sí al menos haremos bien en considerarlos en nuestra decisión acerca de cómo implementar la RSE en la empresa.

El autor es profesor de Finanzas Graduate School of Business Universidad de Palermo .

TEMAS DE HOYArgentina en defaultLey de abastecimientoActividad económicaConflicto en Medio Oriente