Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

Para el diario El País, si no se resuelve el conflicto del agro, en 2010 la Argentina podría importar carne

La sequía y las políticas económicas restrictivas al sector se destacan como las causas

Domingo 05 de octubre de 2008 • 22:40
0

"A los graves problemas estructurales del sector [agropecuario], se ha sumado una atroz sequía, no conocida en el último siglo, que puede provocar que en poco más de un año el país que ha servido durante décadas carne de primera calidad a todo el mundo tenga que importarla". Este es el panorama que el corresponsal en la Argentina del diario español El País presenta sobre el conflicto del campo.

Además, advierte: "Gobierno y ganaderos son conscientes de que, si no se actúa de inmediato, el daño será irreversible".

La situación, alerta el periodista, puede empeorar incluso a nivel de que se rompa el imaginario cultural sobre la carne argentina: "Los grandes territorios húmedos donde millones de cabezas de ganado pastan en libertad, engordan y generan la que tal vez sea la carne de mayor calidad del mundo se han instalado en el imaginario colectivo mundial. Pero la realidad se está encargando de desmentir ese estado de cosas", escribe el cronista.

Y continúa: "Hace apenas tres años era el tercer exportador de carne a nivel mundial, justo antes de que Néstor Kirchner, entonces presidente y marido de la actual presidenta, Cristina Fernández, prohibiera exportar carne en una maniobra relacionada con la política oficial de precios en el interior del país".

El periodista señala que mientras en los campos los ganaderos siguen recibiendo un beneficio similar al de 2005, en los supermercados el precio de la carne prácticamente se ha doblado desde entonces. Por lo que "la respuesta de los productores está siendo fulminante pero letal: millones de cabezas de ganado han sido sacrificadas en los últimos años Para este año está previsto que haya 135 millones de kilos menos de carne disponible en el mercado interno argentino. De seguir esta progresión, el país comenzará a importar carne en 2010."

A este contexto, se le agrega, según el cronista, la mayor sequía en los últimos cien años: "el ganado se está muriendo de sed y los agricultores se están viendo obligados a reducir drásticamente la superficie plantada con diversos granos". En este marco, concluye, "se produce un nuevo choque entre el Gobierno y los productores agrarios: todos, con un ojo en el cielo y otro en las elecciones legislativas de 2009".

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas