Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Argentina dejó una imagen preocupante en Chile

Sin respuestas ni identidad de juego, el equipo de Basile cayó ante el conjunto de Bielsa 1-0, aunque la diferencia debió ser mayor; la selección nacional no pateó al arco

Miércoles 15 de octubre de 2008 • 23:18
0
Foto: AP

SANTIAGO DE CHILE.- El aliento que llegaba desde el banco argentino era lo único que podía aportar desde afuera el cuerpo técnico frente a un equipo argentino quebrado en sus líneas, sin identidad futbolística y que se vio desbordado por Chile que ganó por 1 a 0. El seleccionado nacional sufrió su segunda derrota en las eliminatorias aquí en Santiago, frente al seleccionado de Marcelo Bielsa que le ganó sin discusión el duelo a Alfio Basile.

La derrota, además, permitió al conjunto trasandino alcanzar, con 16 puntos, a la Argentina en la tabla de posiciones y disfrutar su primera victoria ante el equipo albiceleste en su historia, por eliminatorias. El triunfo en Chile se vive como algo histórico tanto por el modo como por el valor en las estadísticas.

El partido. La Argentina sufrió el primer tiempo. Sin Riquelme no intentó su juego habitual, donde todas las jugadas pasaban por el conductor. No encontró el balón y el tridente con vocación recuperadora compuesto por Mascherano, Ledesma y Cambiasso se vio superado por un aguerrido conjunto chileno. El primer aviso fue un centro de Beausejour que se le metía a Carrizo, que con mucho esfuerzo llegó a mandar el balón al córner, a los dos minutos de juego.

""Fue un partido que ganó muy bien Chile, nos superó, no hay excusas. Eran una máquina por lo que corrieron, tuvieron ritmo, el partido fue así, nos presionaron en todo momento y no nos dejaron jugar" (Basile)"

A los 22 minutos, Contreras cabeceó solo por arriba del travesaño. La Argentina no encontró ni la forma ni se las ingenió para siquiera crearle peligro al arquero Claudio Bravo. La selección dirigida por Marcelo Bielsa logró una marcada tendencia en la posesión del balón. Cristian Ledesma, que comenzó bien parado, no pudo aguantar en el medio. Basile desesperado comenzó a mover las piezas. Mandó a Ledesma por la derecha y a Mascherano como volante central. Pero la superioridad de Chile se mantuvo hasta el final del primer tiempo.

Se vio poco y nada del equipo argentino. Poco de Messi, que con un arranque a la media hora de la primera etapa se las ingenió para complicar a la defensa chilena; falló en la definición que debió ser para Milito que estaba solo a su costado. La oportunidad de haber sido titular para el delantero de Genoa fue en vano: cayó víctima de la pobre labor del equipo y se fue reemplazado en el entretiempo por Gonzalo Bergessio.

A los 35 minutos, una buena jugada por el sector izquierdo de la defensa argentina culminó con un centro atrás que Orellana recibió solo en el punto del penal; sin marca, definió cruzado ante la mirada de Carrizo. La Argentina no pateó al arco en los cuarenta y cinco minutos. Suazo lo tuvo sobre el final del primer tiempo tras un error en defensa nacional, pero remató desviado.

En la segunda parte, el ingreso de Bergessio por Milito le dio otro aire a los avances argentinos, que fueron pocos. El equipo de Basile siguió como un conjunto desarticulado. A los 12 minutos, Suazo tuvo el segundo en sus pies, pero apenas por unos centímetros el balón se fue desviado. Unos minutos después el Cata Díaz con la cabeza despejó en la línea un potente disparo que tenía destino de red. Chile complicó siempre. Iban 20 minutos y en la Argentina reinaba el descontrol.

Messi no logró aparecer y el mediocampo sufrió tanto como la defensa. Sólo una jugada, sobre el final, de Lio le dio esperanza a la Argentina. Basile probó con el ingreso de Sand, en lugar de Cambiasso, en los minutos finales para tratar de llegar al empate. Pero poco pudo hacer. Suazo continuó perdiéndose claras situaciones y la Argentina penando en el campo de juego.

Los próximos encuentros. El próximo partido, la Argentina jugará, como local, ante Venezuela, y luego se enfrentará a Bolivia, en La Paz.


Es la primera vez que un conjunto dirigido tácticamente por Bielsa le gana a otro conducido por Basile. Las otras dos veces que se habían enfrentado, el Coco había vencido en ambos encuentros: con San Lorenzo, ante Vélez, en 1998, y con la Argentina, ante Chile, el año último, en Buenos Aires.
Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas