Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan
Ver página en pdf

El caso Antonini

Confirman que pasaron más valijas sin control

Política

Se lo dijo al juez un agente de la Aduana

Por   | LA NACION

Lo había dicho hacía tres semanas el venezolano Alejandro Antonini en el juicio en Miami. No lo había descartado la policía María del Luján Telpuk, en sus declaraciones en esa ciudad y en Buenos Aires. Lo confirmó ayer el agente de la Aduana Jorge Lamastra: la madrugada en que se decomisó la valija con 800.000 dólares ingresaron en el país otras maletas sin ningún tipo de control.

Ante el juez en lo penal económico Daniel Petrone, Lamastra reiteró, como había dicho en sus dos declaraciones anteriores, que la revisión del equipaje del vuelo en el que llegaron, entre otros, Antonini y el ex funcionario argentino Claudio Uberti, había sido "selectiva". Esta vez, detalló que había pasado sin control un carrito lleno de valijas, según informaron a La Nacion tres fuentes de la causa. El testimonio de Lamastra da crédito a la versión que contó Antonini en Miami, y que promueve el fiscal Thomas Mulvihill, acerca del ingreso de otra maleta con 4.200.000 dólares. Pero desmiente otra parte importante del relato del venezolano: el agente de la Aduana dijo que Antonini había asegurado ser el dueño de los 800.000 dólares. Y precisó que lo había hecho por iniciativa propia, sin que mediara ningún diálogo o contacto con Uberti, al que el venezolano señala como el verdadero dueño de la valija.

Esa no fue la única desmentida que aportó Lamastra, durante la audiencia de la que participaron, además de Petrone, los fiscales María Luz Rivas Diez y Mariano Borinsky y el defensor de Uberti, el abogado Diego Pirota. El guardia de la Aduana contradijo también el testimonio de María del Luján Telpuk, de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), y dejó al descubierto, una vez más, la disputa entre las dos fuerzas, en torno de quién descubrió la valija del escándalo.

Según había asegurado la joven ex agente de la PSA, luego convertida en conejita de Playboy, ella detectó los 800.000 dólares, pese a la resistencia de Lamastra, que estaba más interesado en irse a dormir que en revisar las valijas. Durante cuatro horas y media de audiencia, el agente de la Aduana desafió ayer esa versión del episodio: dijo que él había resuelto que se controlara el grupo de maletas entre las que estaba la que contenía el dinero y que Telpuk apenas si había acompañado el procedimiento.

"De viva voz"

De traje y corbata y acompañado por tres abogados de la Aduana que lo esperaron en la puerta del juzgado, Lamastra le contó al juez que una vez que detectó la valija que contenía el dinero, pidió ?de viva voz? que se identificara al dueño de la maleta y que entonces se acercó Antonini. Según el agente de la Aduana, en forma inmediata, el venezolano dijo que la valija era suya. Esto último es lo mismo que había relatado Telpuk, aunque ella había dicho que Antonini se había acercado luego de que el copiloto del vuelo, Daniel Pucciarelli, preguntara por el dueño de la maleta.

Los ex compañeros de tareas coincidieron en otro detalle importante: en el momento en que se descubrió la plata, en la Terminal Sur del Aeroparque Jorge Newbery sólo quedaban Antonini y Daniel Uzcátegui, uno de los pasajeros del avión e hijo de Diego Uzcátegui. A diferencia del alto perfil que adoptó Telpuk luego de que estallara el escándalo, Lamastra sólo habló ante la Justicia. Ayer, cuando LA NACION lo abordó en el segundo piso de los tribunales de la avenida de los Inmigrantes, se escabulló sin decir palabra.

El ingreso de otra valija había sido denunciado en Miami por Antonini, que confirmó un adelanto de LA NACION. Según declaró el 23 del mes pasado en el juicio contra Franklin Durán, ?El Gordo? se enteró de la existencia de ese otro cargamento en una conversación que mantuvo, en Buenos Aires, con Diego Uzcátegui, vicepresidente de la petrolera estatal venezolana, Pdvsa, despedido luego de que se conociera el secuestro de los 800.000 dólares.

Lamastra detalló ayer que, tras el arribo del vuelo proveniente de Caracas, llegaron a la terminal dos carritos con valijas, de los que él eligió uno y, según contó, lo llevó hasta el escáner. El agente de la Aduana dijo que no sabía qué había sucedido con el otro carrito de maletas. Pero dejó en claro que ese equipaje no había pasado por el escáner. Contó, además, que luego del conteo del dinero, Antonini abandonó el Aeroparque sin que se diera aviso a la Justicia.

En el vuelo, rentado por el Estado argentino, viajaron Antonini, Daniel Uzcátegui, Uberti, su secretaria Victoria Bereziuk, el presidente de la petrolera estatal argentina (Enarsa), Exequiel Espinosa, y tres funcionarios de Pdvsa.

Los investigadores intentarán clarificar las contradicciones entre los relatos de Lamastra y Telpuk la semana próxima, con la declaración de Pucciarelli. .

TEMAS DE HOYCristina KirchnerFondos públicosElecciones 2015NarcotráficoTorneo Primera División