Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

La edad de imputabilidad de los menores, bajo la lupa de juristas

Información general

Consultados por lanacion.com, abogados evaluaron el proyecto de Scioli para bajar ese límite; se reedita una vieja polémica

Por   | LA NACION

El ya antiguo debate por la edad de imputabilidad de los menores volvió a ocupar el centro de la escena esta semana tras el asesinato del ingeniero Ricardo Barrenechea en San Isidro.

Juristas consultados por lanacion.com evaluaron la intención de avanzar en ese sentido que ayer había adelantado el gobernador bonaerense Daniel Scioli. El acuerdo con la polémica iniciativa oficial se combinó con las duras y variadas críticas.

Madurez. "En muchos países la edad de imputabilidad ya es más baja que en la Argentina, incluso en Uruguay, que ha demostrado criterios acertados, no sólo respecto de la edad, sino también en casos de delitos culposos graves en los que no se pone en libertad enseguida a un imputado, como ocurre en la Argentina. Un ejemplo claro es el de Gaby Alvarez" consideró el abogado penalista Omar Breglia Arias.

El especialista añadió que "lo más acertado es bajar la edad [de imputabilidad] a los 14 años" y así lo justificó: "El desarrollo mental del niño y del adolescente ha avanzado muchísimo. En los años 20, cuando se sancionó nuestro código original, un chico de 15 estaba esperando el pantalón largo para incorporarse a la vida social. Hoy ya están incorporados a los 12. La madurez de los niños ha crecido y es esencial ponerse a la altura del criterio de otros países".

"Estamos ante un contexto muy complejo, pero creo que el de la edad es uno de los caminos", completó.

Más cárceles. Respecto del colapso que existe en los institutos de menores y de cómo debería encararse el aumento de la población carcelaria que resultaría de una baja en la edad de imputabilidad opinó que la clave está en hacer más cárceles.

"El argumento de que no se tiene lugar y que por eso se deja a delincuentes peligrosos en libertad con sistemas de morigeración como las pulseras es un disparate. Es simple: si hay más delincuentes tiene que haber más cárceles", concluyó.

Para Alejandro Carrió, también abogado penalista, justamente la situación de los institutos de menores es "esencial" a la hora de instrumentar políticas contra el delito.

Salir peor. "Hay un debate previo al de la edad que debería analizarse muy seriamente y es que los institutos carcelarios y de menores no son los suficientemente sanos como para albergar a nadie. Lo importante es pensar dónde van a poner a la gran cantidad de menores que van a engrosar el universo de detenidos, porque si los van a poner en lugares de los que van a salir en peores condiciones, entonces no se estará resolviendo el problema", alertó el penalista.

En el mismo sentido, añadió: "Si esta discusión no se acompaña con una explicación clara de dónde se va a poner a los menores, en qué condiciones y con qué recursos, vamos a estar legislando con un ojo tapado".

Régimen especial. Ricardo Gil Lavedra, por su parte, coincidió con que el debate por la edad es insuficiente. "Hay que profundizar la discusión de establecer un régimen penal especial para menores que contemple la Convención de los Derechos del Niño. Esto implica debatir la posibilidad de bajar la edad pero también de garantizarle a los menores derechos de los que hoy carecen", explicó.

El ex ministro de Justicia agregó que la polémica en torno a la edad de imputabilidad aparece como una "reacción espasmódica" de las autoridades cada vez que se producen episodios como el homicidio de Barrenechea. "No se pueden esconder las políticas públicas detrás de estas aparentes soluciones mágicas", agregó.

Entre los temas que, según Gil Lavedra, deberían estar contemplados en el régimen penal diferenciado para menores que propone figuran el derecho de defensa, el que se le pueda imputar un delito como a un adulto y que no se lo trate como un disminuido, sino como un sujeto de derecho.

En sentido similar se expresó el abogado Ricardo Monner Sans. "Una vez más se está yendo a las consecuencias y no a las causas. Nuevamente se toma sólo el final de la película, se renuncia a reducir brecha entre ricos y pobres y a asistir seriamente a miles de chicos que en muchos casos no tienen más referentes que la droga", apuntó.

Más causas. Para el especialista, el aumento de la delincuencia responde a un "conjunto de situaciones irresueltas" entre las que incluyó "la falta de educación, el cartonerismo, la mendicidad social prohijada por el Gobierno, la ausencia de trabajo y la falta de referentes democráticos". También atribuyó parte de las dificultades en la reducción de la delincuencia a las "torpezas" que, afirmó, prevalecen en los códigos procesales, no sólo respecto de los menores, sino también de los mayores". Y remató: ¿Por qué no los matamos a los 10 si son pobres?".

A la hora de proponer otras formas de solución, Monner Sans apuntó a "la modificación integral de los criterios de educación" y a una "auténtica distribución de la riqueza" como dos pilares fundamentales.

Scioli, firme. En tanto, en el terreno político, Scioli confirmó que la semana próxima enviará a la Legislatura provincial el proyecto que prevé bajar la edad de imputabilidad para delitos graves y se mostró confiado en que la iniciativa logrará el consenso necesario.

"Me alegra, con los sondeos que hemos realizado, la buena predisposición del oficialismo y de otros bloques de la oposición para discutir el tema como una política de Estado", aseguró el mandatario tras arribar a Colombia, adonde viajó para interiorizarse del plan de lucha contra el delito que se implementó con éxito en la ciudad de Medellín.

También el ministro de Justicia bonaerense, Ricardo Casal, defendió la iniciativa. Hhay menores violentos que deben ser penados", aseguró. .

TEMAS DE HOYConsejo de la MagistraturaLa relación EE.UU. - CubaMariano BeneditElecciones 2015