Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

En el nombre del ritmo

El jueves llega a las disquerías el nuevo disco de Los Fabulosos Cadillacs

Domingo 26 de octubre de 2008
0

LA LUZ DEL RITMO Los Fabulosos Cadillacs

La luz del ritmo, Mal bicho, Flores, Padre nuestro, Nosotros egoístas, Hoy, Should I Stay or Should I Go, El genio del dub, Basta de llamarme así, El fin del amor, Muy muy temprano, Wake Up and Make Love With Me, Condenaditos (Sony/BMG).

Puro sonido cadillac para el comienzo. Vientos, ritmo y la conocida voz de Vicentico cantando las palabras de Flavio. Se escucha el ?beat del chamán?, y el ?beat del bombo? y que, para los Cadillacs versión 2008, ?hay más preguntas que respuestas?.

Así, desde ?La luz del ritmo?, la primera canción que también da nombre a este disco, se plantea el cómo ser de los Cadillacs. Porque inmediatamente después llega la versión renovada de ?Mal bicho?. Ese entonces será el tono de estos trece temas: alternar lo que es y lo que fue; lo que fue bajo la luz de lo que es, incluidos los dos covers del amor del fan: ?Should I Stay or Should I Go?, de los Clash, y ?Wake Up and Make Love Withe Me?, de Ian Dury.

Es que en la extraña combinación que dio lugar a los Cadillacs ?las historias y recorridos de cada integrante, lo que fue sucediendo, lo que sucede? en algún lugar, entre el ska y los ritmos latinos, se coló el factor gitano. Y no, no es por aquel tema de El León , sino porque con ellos la alegría va de la mano con la muerte, o la muerte camina al lado de la alegría, compañera ligera de las canciones y la vida.

Se habla de ?flores para no estar mal, flores para poder brillar?, con ritmo alegre en ?Flores?, otro de los estrenos; ?Un dos tres, miralo al revés, tres dos uno, no va a quedar ninguno?, agrega el canto y los coros.

Y se recuerda. Al Toto Rotblat, el percusionista de la banda, que murió, repentina e inesperadamente, en el comienzo de este proyecto, en ?Nosotros egoístas?. Le canta Flavio al as del ritmo, y a Palermo y los ?tambores sin consuelo?, y al amigo que se extraña, y al sonido que falta, a ese ?pulso del ritmo de tu voz sobre nuestras espaldas?. Y, claro, el disco entero le está dedicado ?con profundo amor?. Se recuerda también en ?Basta de llamarme así?, viejo tema de adiós definitivo, aquí bellamente revisitado otra vez (un clásico de los shows, que ya ha pasado por varias lecturas posibles) y al que la Orquesta Sinfónica Deluxe (con arreglos de Hugo Lobo) le aporta sobre el final aires beatles.

?Padre nuestro? se vuelve aquí cumbia con el aporte (en teclados y producción) de Pablo Lescano, de Damas Gratis y otros miembros de la banda. ?El genio del dub? aparece intervenido por Radio Kriminal. El ska se refina en el comienzo de ?Hoy?, tema nuevo de Vicentico. Los estrenos se completan con ?El fin del amor?, de Sergio Rotman y ?Muy, muy temprano?, escrito por Flavio y Vicentico.

Como es su costumbre, Los Cadillacs volvieron a apostar ?raro?. Tras varios años de ir por otros caminos, el regreso de la banda no es solo cuestión de palo y a la bols; sino que incluyó desde un comienzo la idea de retomar caminos, iluminar la historia común. Cuando el 5 de octubre comiencen la gira latinoamericana que los traerá a River en diciembre, seguirán dándole los últimos toques a El ritmo de la luz , segunda parte de este álbum que será así un doble con delay, y que se editaría en marzo.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas