Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí
lanacion.com | Las noticias que importan y los temas que interesan

El gobierno porteño prepara un proyecto de ley de educación

Los alumnos podrían participar en la gestión de las escuelas

Información general

La iniciativa promueve que los estudiantes integren consejos institucionales

El gobierno porteño promoverá la formación de consejos institucionales en cada escuela, integrados por los propios alumnos, en el proyecto de ley de educación para la ciudad de Buenos Aires que el secretario del área, Mario Giannoni, ya tiene en su mesa de trabajo.

La iniciativa fue redactada por una comisión especialmente convocada por Giannoni en abril último y se estima que será recibida con prevenciones por las instituciones privadas, que no verían con buenos ojos la institucionalización de la participación de los alumnos en la gestión escolar.

Con más de 290.000 alumnos, el sector privado, que tiene 1500 establecimientos, representa el 45% de la población estudiantil de la ciudad. En las escuelas estatales, que suman 1200, la matrícula asciende a 355.644, según las últimas estadísticas oficiales.

De prosperar la iniciativa, los alumnos podrían participar en el proyecto y la gestión de las escuelas y en los temas relacionados con la convivencia educativa.

El proyecto, al que tuvo acceso La Nación , prevé el compromiso del gobierno porteño de destinar a educación no menos del 28% del presupuesto general de gastos y recursos de la ciudad, sin contar las partidas para servicios asistenciales. Tal promesa no variaría la asignación actual, que asciende a $ 823.891.000 (27,46%).

También se promueve elevar la Secretaría de Educación al rango de ministerio y organizar anualmente una audiencia pública, abierta a la comunidad, para debatir sobre el estado educativo de la comuna.

La comisión que elaboró el proyecto estuvo integrada por los doctores Humberto Quiroga Lavié, Graciela Frigerio, Juan Carlos Tedesco y Osvaldo Alvarez Guerrero y los licenciados Emilio Tenti Fanfani y Margarita Poggi.

Alumnos con atribuciones

Entre las responsabilidades indelegables que la iniciativa le asigna al Estado porteño se encuentra la de "asegurar la gratuidad y la obligatoriedad de la educación, cuya gestión directa está a cargo del Estado".

En el capítulo referido a los derechos y deberes de los alumnos, la iniciativa les reconoce a los chicos de los distintos niveles la atribución de "participar en el funcionamiento de las unidades educativas".

El proyecto establece que los consejos institucionales deben "asegurar la participación efectiva de distintos sectores y actores de la comunidad educativa" y propone distintas opciones según los niveles de enseñanza.

En las instituciones de educación inicial y en las de educación básica primaria (que llega hasta sexto grado), los consejos estarán integrados por representantes de los docentes y de los padres. Sin embargo, los alumnos podrán asistir a las reuniones y ofrecer sus opiniones según lo definan en el proyecto institucional de la escuela.

Los alumnos de cursos superiores (a partir de séptimo grado) podrán participar por medio de sus representantes como miembros activos del consejo. En las escuelas de nivel polimodal (actuales tercero, cuarto y quinto año del secundario) habrá delegados por curso y por turno.

Derechos y deberes

La iniciativa redactada por la comisión enumera diez derechos de los alumnos, entre los que se cuentan los de ser educados por docentes idóneos en la búsqueda de la excelencia educativa, acceder al sistema educativo en igualdad de condiciones, ser evaluados en sus desempeños y logros de aprendizaje de acuerdo con criterios rigurosamente fundados y acceder al material didáctico básico durante el tramo obligatorio, entre otras atribuciones.

Con el mismo criterio taxativo menciona dos deberes que deberán cumplir los estudiantes:

  • Respetar las normas y requerimientos institucionales y pedagógicos del sistema educativo.
  • Participar en la elección de los representantes de las asociaciones estudiantiles.

El texto señala que los padres tienen "el deber de participar, con sentido amplio y solidario, en la institución educativa a la que asistan sus hijos o representados".

En cuanto a la estructura del sistema, el proyecto recoge el esquema planteado en la ley federal de educación, que establece una obligatoriedad escolar para los chicos de 5 a 14 años.

El sistema educativo tendrá la siguiente clasificación:

  • Educación inicial, para niños de 45 días a cinco años.
  • Educación básica primaria, para chicos de 6 a 11 años, que tendrá una duración de seis años (hasta el actual sexto grado).
  • Educación básica superior, para púberes y adolescentes de 12 a 14 años, de tres años de duración (actual séptimo grado al segundo año del secundario). Podrá complementarse con orientaciones y modalidades.
  • Educación media polimodal, para adolescentes de 15 a 18 o 19 años, que durará tres o cuatro años, según las modalidades y orientaciones.

Este último ciclo se convertirá en obligatorio progresivamente, en un plazo no superior a los diez años.

En la propuesta, el capítulo de la educación superior está conformado por los institutos superiores de formación docente, de educación artística y técnicos profesionales.

Frente a la aplicación de la reforma educativa, se prevé comenzar en 1999 con el primer año de la educación básica superior (la actualización del tradicional séptimo grado) en 3 de los 21 distritos escolares y en las 12 escuelas normales superiores que hay en la ciudad.

La experiencia se extendería en el 2000 a 10 distritos escolares y al 2º año de ese ciclo de enseñanza (actual primer año del secundario) y sólo al año siguiente, en el 2001, se ampliaría a toda la ciudad.

Giannoni, conforme

El secretario de Educación porteño, Mario Alberto Giannoni, resumió los logros de su gestión en una conferencia de prensa conjunta ofrecida con su par de Cultura, Darío Lopérfido.

Ayer, pocas horas antes de que la Alianza presentara su Carta a los argentinos (de lo que se informa por separado), ambos funcionarios hicieron su balance con marcado tono proselitista.

Giannoni definió la gestión anterior como "una secretaría totalmente fragmentada donde reinaba el caos administrativo" y dijo que comprendían un récord histórico los logros alcanzados en la capacitación docente.

"En el primer cuatrimestre de este año se realizaron más de 400 cursos de capacitación en 21 sedes; esto significa un incremento del 100% respecto del año último, con 12.774 docentes inscriptos", explicó Giannoni, que evitó dar detalles del proyecto de ley de educación que estudia la cartera a su cargo.

El funcionario informó sobre las acciones instrumentadas para superar el fracaso escolar en los primeros años, donde se registra el mayor porcentaje de repitientes.

"La reformulación de los horarios y las tareas de personal permitieron aumentar de 10 a 22 las secciones de jornada simple en instituciones ya existentes; ello significó el ingreso de 450 nuevos alumnos", sostuvo Giannoni. Y no olvidó la entrega de 800 mesas, 4800 sillas y 300 armarios a las instituciones escolares del área, así como la incorporación de 160 chicos especiales en las escuelas de educación inicial.

Respecto de la educación para adultos, Giannoni informó sobre la creación del programa de finalización de estudios de escuela media.

También destacó la importancia del plurilingüismo: "Hemos incorporado el inglés en 4º y 5° del área de educación primaria y extenderemos la oferta de idiomas al italiano, francés, alemán y portugués". .

TEMAS DE HOYLa mafia de los medicamentosDeclaraciones juradasArgentina en defaultLey de abastecimiento