Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

La Pampa: atrincherados para que no se lleven a su hija

Eduardo Carro y su esposa rechazan que se lleven a la beba de 3 años que cuidan desde pocos días después de su nacimiento; la justicia decidió entregarla a otra familia

Viernes 07 de noviembre de 2008 • 14:08
0

SANTA ROSA.- El barrio Aeropuerto, de Santa Rosa, está convulsionado. Una familia se encuentra desde hace un día atrincherada en su casa, en rechazo a intentos de allanamientos por parte de empleados judiciales, que pretenden llevarse a una nena de 3 años que cuidan desde los 20 días de nacer.

Eduardo Carro, su esposa y sus otros cinco hijos se interpusieron y no dejaron que se llevaran a la pequeña. Ahora, dos policías custodian la vivienda de la familia con el presunto objetivo de que la familia no se fugue con la pequeña.

Son las 10.30 y D.C., la niña, corre y juega con un teléfono. "¡Cuidado! que no salga afuera", pide Néstor Carro, su hermano adoptivo, cuando la pequeña quiere trasponer la puerta que da a la calle. Afuera, están los policías. "¿Son nuestros amigos?", pregunta ella.

Eduardo Carro y su familia viven en una casa de la calle Fels, del barrio Aeropuerto de esta ciudad, y han pedido la colaboración de los vecinos. "Nos quieren arrancar a una hija, que cuidamos desde bebe. Pero no se la llevarán", dice Carro a LA NACION.

La niña fue criada desde los 20 días por los Carro, quienes se inscribieron como familia sustituta.

"Vino con la madre, cuando tenía 20 días. A los dos o tres meses, la madre nos la dejó para que la criáramos nosotros. Y a los ocho meses, inicié los trámites de adopción. Sin embargo ese trámite se perdió", expresa.

Hace dos meses, iniciaron otra vez los trámites de adopción y, para eso, tuvieron que renunciar a ser familia sustituta.

En ese marco, absurdamente el Juzgado del Menor observó que la pequeña se había quedado sin familia sustituta y por eso ahora se la pretende otorgar a otra familia, sostiene Carro.

"Fui engañado totalmente, me dijeron que se iba a arreglar. Y aparecieron con la orden de allanamiento", expresa. "Nos quieren arrancar a una hija".

La casa de los Carro está rodeada. Al mediodía, concurrieron el secretario de Derechos Humanos, Rubén Funes, y abogados del Ministerio de Bienestar Social.

La familia desde hoy tiene el asesoramiento legal del abogado Jorge Dosio, el mismo que intervino en el caso Biocca : el niño Gabriel, quien también provocó manifestaciones en un pequeño pueblo de Parera, al norte de La Pampa, cuando intentaron sacárselo a su familia sustituta. Gabriel, luego de las manifestaciones, sigue en Parera.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas