Si usted es una persona con dificultades visuales, navegue el sitio desde aquí

"Los chicos son rehenes de padres ausentes"

Bergoglio advirtió sobre el balance entre límites y libertad

Domingo 09 de noviembre de 2008
0

Fue una tarde diferente para muchos matrimonios que, en lugar de descansar en familia, eligieron escuchar, dialogar, y trabajar juntos en la VI Jornada del Foro para Padres, que organiza anualmente la Vicaría Episcopal de Educación. Ayer, más de 300 parejas se reunieron en el colegio San José de Calasanz, de Caballito, y escucharon atentamente el mensaje que les ofreció el cardenal de Buenos Aires, Jorge Bergoglio.

Como ya es usual, el arzobispo de Buenos Aires no tuvo pelos en la lengua para describir el mundo en el que se mueven los jóvenes. Se refirió una vez más a la falta de libertad que tienen los adolescentes y mencionó dos realidades que mantienen cautivos a los chicos.

La primera, el abandono de los padres, y la dificultad de éstos para dominar la ciencia del alejarse y el acercarse bien a sus hijos. "Los chicos son rehenes de padres abandónicos, ausentes, que se alejan y acercan mal. Es un arte darles el espacio para que crezcan, pero a la vez estar cerca de ellos. La falta de proximidad está unida al problema de la escasez de diálogo", afirmó.

Cómplices y temerosos

En segundo lugar, dijo que los jóvenes son rehenes del lenguaje agresivo "que les hace respirar el smog de la desinformación, la calumnia y la difamación". En este sentido, culpó especialmente a los medios de comunicación por el altísimo porcentaje de chimentos e insultos que transmiten. "La carga de agresividad de la palabra llegó a su pico. Tenemos que bajar estos decibeles y acercarnos al lenguaje de la mansedumbre, de la verdad y de la belleza", agregó Bergoglio.

Por eso invitó a los padres a revisar sus conductas; a tener el coraje de hablar de todo con sus hijos y a tener el valor de poner límites claros. "Hoy, hay muchos progenitores que se acercan mal a sus adolescentes, papás cómplices que se amuchachan. Otros son temerosos de todo, les falta decisión. Los padres tienen que encontrar su lugar y no perder autoridad", afirmó.

Los padres le agradecieron sus consejos de pastor. "Sus palabras siempre son una luz para seguir caminando", dijo Cristina Solís, una mamá para quien el cardenal dio en la tecla al hablar de la agresividad. "Estoy espantada por cómo se han incrementado los niveles de violencia de los hijos hacia sus padres", comentó.

Marcela Delfino, mamá de la Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini, reflexionó: "Mi responsabilidad como madre es intransferible. Por eso me llegó tanto lo que dijo Bergoglio sobre el estar cerca de los chicos y no dejarlos a la deriva".

Durante la jornada, los padres participaron, además, de las conferencias en simultáneo que brindaron diversos especialistas sobre temas, como las adicciones, la comunicación, y la culpa y los límites.

Te puede interesar

Enviá tu comentario

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.
Las más leídas